Pérez está «sorprendido» porque Russell no pudo controlar su coche en la colisión

Sergio Pérez en la grava del Red Bull Ring | Fuente: Getty Images

Sergio Pérez y George Russell tuvieron un toque en una de las primeras curvas de la carrera del pasado fin de semana que se celebró en Austria.

El piloto de Red Bull estaba intentando adelantar al británico para colocarse en cuarto lugar, pero George no le dejó el suficiente espacio y ‘Checo’ estaba por delante. Como resultado, Russell se llevó a Pérez por delante y el compañero de Verstappen se reincorporó a la carrera último. Ambos pilotos sufrieron daños en su monoplaza, pero ‘Checo’ se vio obligado a abandonar vueltas después y George acabó cuarto.

Tras investigar la acción, la FIA decidió que la sanción más justa era quitarle a Russell dos puntos de la súperlicencia y cinco segundos que cumplieron en su primera parada. Ambos monoplazas sufrieron daños pero en el caso del Red Bull fueron irreparables. A las pocas vueltas del incidente se tomó la decisión de retirar el monoplaza.

Tras la carrera, el piloto de Red Bull comentó la acción. «Estaba claramente delante. Dependía de George controlar su coche, pero claramente no pudo hacerlo. Terminamos haciendo contacto. Yo no podía haber hecho nada más. Le di suficiente espacio. De hecho, estaba muy cerca de la grava para asegurarme de darle espacio».

Pérez perdió el segundo puesto en el campeonato de pilotos con Leclerc. «Es muy decepcionante para mí. Un resultado muy decepcionante para el equipo porque hoy había oportunidades de hacer cosas buenas. Tuvimos demasiado daño como para progresar en la carrera».

La FIA tomó la palabra sobre el incidente y dijo: «El coche 63 (Russell) tuvo toda la culpa del incidente. El coche 11 (Pérez) estaba adelantando por fuera de la curva 4, estaba por delante del coche 63 en el vértice de la curva y dejó suficiente espacio para el coche 63, que finalmente golpeó al coche 11″.  Como consecuencia, George Russell se queda con tres puntos restantes en la superliciencia.