Smolyar ganador sin dificultades y magistral decisión de O’Sullivan en el último momento

Smolyar, Bearman y Maloney en el podio | Fuente : Getty Images

El circuito de Hungaroring ha dejado una carrera espectacular. Con una victoria para Alexander Smolyar que ha liderado durante las 24 vueltas sin ningún problema. Y una remontada de película tras cambiar a neumáticos secos de Zack O’Sullivan.

La carrera del Gran Premio de Hungría para Fórmula 3 ha vuelto a ser sobre mojado como el Sprint de ayer. La única diferencia es que esta vez le ha dado más tiempo a la pista para secarse y las estrategias en los equipos han cambiado haciendo que el tablero cambiara completamente.

Se apagaban las luces del semáforo y Alexander Smolyar lideraba la carrera seguido de Oliver Bearman, Zane Maloney y Jack Crawford. Emparejados los tres primeros en una salida muy justa, pero sin toques. El que hacía una espectacular remontada en la salida era David Vidales que nada más comenzar conseguía adelantar siete posiciones. 

Smolyar se deshacía de todos y empezaba a abrir una distancia de más de cinco segundos;  llegando incluso a los ocho para más tarde hacerse con la victoria. Quien por otro lado no ha tenido una carrera tan fácil ha sido Isaak Hadjar. El que era líder en el campeonato en ese momento ha visto lejos llegar incluso a los puntos. Aunque no salía muy atrás, desde la décima posición de la parrilla, un mal comienzo le ha llevado a quedarse decimo octavo. De ahí todo ha ido de mal en peor y no ha conseguido mejorar.

Beraman y Crawford compañeros de equipo han mantenido las posiciones durante la carrera hasta el final. Pero eso no ha impedido que lucharan por ese tercer puesto en el podio. E incluso han hecho a Maloney mirar por el retrovisor varias veces cuando se acercaban demasiado a esa segunda posición. Aunque tras la batalla el bronce ha sido para Bearman. Y  el cuarto no se lo ha llevado Crawford, sino O’Sullivan.

Vidales y Arthur Leclerc han estado luchando intensamente por la octava posición hasta que el monegasco ha conseguido pasarle. Leclerc empezaba con una penalización  por el accidente que causó ayer a Crawford y aunque las tornas han cambiado dejándole octavo finalmente ha hecho una buena carrera. Ha perseguido a Collet y ha conseguido pasar a Saucey y Martins. Mientras que por otro lado Vidales ha estado presionado por Roman Stanek y Reece Ushijima que iban por detrás y no le han dado respiro.

La pista seguía mojada, pero a medida que pasaban las vueltas era más seca. La opción de cambiar neumáticos entraba en juego, pero ningún valiente se arriesgaba ya que quedaban tan solo 6 vueltas para el final. Parecía que no hasta que Francesco Pizzi fue el primero en hacerlo y muchos más le siguieron viendo que tras calentar un poco era posible notar una mejoría de tiempos.

En la parte baja de la tabla O’Sullivan y Juan Manuel Correa decidían cambiar neumáticos aun con pocas vueltas por delante. La estrategia no parecía dar resultado, pero en un abrir y cerrar de ojos los tiempos bajaron y la diferencia con los neumáticos secos era de doce segundos. La remontada de ambos que salían vigésimo segundo y decimo octavo ha sido increíble. Los pilotos han conseguido escalar hasta hacerse con una cuarta y sexta posición.

Finalmente, los que han puntuado en el Gran Premio de Hungría de Fórmula 3 han sido Smolyar ganador seguido de Maloney, Bearman, O’Sullivan, Crawford, Correa, Maini, Leclerc, Collet y Martins.