Verstappen, Pole en Austria: «Es increíble ver tanto naranja, me hace sonreír»

Max Verstappen en Austria. Foto: Red Bull Racing.

Max Verstappen ha encendido a la afición holandesa con la Pole en Austria. El de Red Bull ha dejado claro que tenía tiempo en el bolsillo y cuando esa primera posición ha peligrado, ha sacado lo mejor de él y mañana arrancará desde el mejor lugar posible. Eso sí, ha tenido que sufrir, pues sus dos máximos perseguidores finalmente se han quedado a menos de una décima.

Verstappen se ha arriesgado al límite cuando ha visto que la Pole se le podía escapar y finalmente por 29 milésimas se ha hecho con el mejor tiempo. El holandés saldrá primero mañana y tiene claro que su objetivo será hacerlo bien en los metros iniciales y abrir hueco con respecto a los Ferrari. Son grandes noticias para él tener a la mayor parte del público de cara, pues eso siempre da un extra.

«Estoy contento con la Pole, pero sé que mañana y el domingo se reparten los puntos. Tenemos un gran coche, aunque la clasificación no suele ser uno de nuestros puntos fuertes. Espero tener una buena primera curva mañana y abrir distancia con el resto. Los aficionados me han dado en esta clasificación un par de décimas seguro. Es increíble ver tanto naranja, tanto apoyo durante tantos años me hace sonreír», ha comentado Verstappen.

Las banderas rojas que han provocado los dos pilotos de Mercedes con sus accidentes no les ha ayudado. En líneas generales, la clasificación ha estado muy igualada y haber parado tanto tiempo entre vuelta y vuelta hace que todo sea más complicado. Además, en el Red Bull Ring, aunque no haya muchas curvas, todas son difíciles y es muy sencillo cometer un error.

«Hemos tenido que esperar mucho entre ambas tandas y eso no es bueno cuando tienes ritmo. Ha sido una clasificación muy apretada. También por el cambio de temperatura y del viento. Es una pista difícil, no hay muchas curvas, pero es fácil cometer un error en alguna de ellas», ha finalizado.