A pesar de tener un nuevo embrague, Ferrari no solucionará sus problemas hasta 2023

Mattia Binotto y su equipo en el GP de Hungría 2022 | Fuente: ferrari.com

Desde el inicio de la temporada, todos los equipos con motor Ferrari han tenido problemas con el embrague. En Francia se probó uno nuevo, pero simplemente para poner una tirita a la herida.

El embrague actualizado y que, supuestamente acabará con los problemas, llegará en la temporada 2023. Es algo que comparte Jon Grant, responsable de AP Racing, la firma que suministra esta pieza a casi toda la parrilla. “El embrague todavía es accionado manualmente por el piloto (en las salidas), aunque hay un sistema de control de apoyo”, decía para el medio italiano Formula Passion.

“Así, el piloto, en lugar de buscar una posición del cojinete del embrague, a través de la palanca un determinado par y después el sistema hidráulico de control, se encarga de mover el cojinete hasta la posición idónea. En el caso de los motores Ferrari, el sistema no gestiona de forma óptima este procedimiento”, señalaba Grant.

El problema puede venir del hardware de Ferrari. Esta empresa suministra embragues hechos a medida, a cada equipo según su motor, cada uno se adapta a unas características diferentes. La razón de que la solución definitiva no llegue hasta 2023 es que la modificación puede traer un cambio de dimensiones, que en el actual coche no se podría introducir por tamaño.

“Cada equipo tiene sus ideas de cómo debe trabajar el embrague y además hay que esperar los problemas de ‘empaquetado’, el volumen que tienes a disposición para ubicar el embrague, que depende del motor, del cambio y también de detalles de la aerodinámica. Por ello todo es único en cada coche”, añadía Grant para finalizar.

Acerca de Jaime Chico 4488 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.