Horner y el calendario 2023: «Con 24 carreras ya estamos rozando el límite»

Salida del GP de Gran Bretaña F1 2022. Foto: F1.

El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, cree que el calendario que piensa Liberty Media para 2023 ya está al límite. El británico sostiene que 24 carreras en un año parece demasiado y más viendo los destinos que planean visitar como China, Sudáfrica o Las Vegas. Por ello, pide a la Fórmula 1 que ayude a los equipos y sobre todo, al personal de logística.

Para la próxima temporada, Liberty Media irá a por un calendario récord de 24 carreras que cuenta con el debut de Las Vegas y el regreso de destinos especiales como China o Sudáfrica. Horner deja claro que viajar a dichos lugares supone un gran esfuerzo y siempre necesitarán un fin de semana extra para el traslado y el montaje. Además, deja claro que con el calendario 2023 ya están muy cerca del límite.

Si hablamos de 24 fines de semana de carreras en un año, se sienten demasiadas, es casi una cada dos semanas. Además, si miras los destinos a los que vamos, claramente necesitamos tiempo extra para ir a Las Vegas, lo mismo pasa con Sudáfrica. China quizá también esté de vuelta y es un mercado muy importante para la Fórmula 1”, ha declarado Horner.

“Para estos destinos necesitamos definitivamente un fin de semana extra. Liberty Media está trabajando para que los viajes sean más viables para todos los equipos y los encargados de logística. Vamos a necesitar esa combinación, pero creo que ya estamos rozando el límite”.

Por otro lado, Horner ha recordado la marcha de Sebastian Vettel de Red Bull al término de la temporada 2014. El directivo británico sostiene que no iban a contar con un coche competitivo el año siguiente y la dinámica de Ferrari era ascendente. Por ello, entendió que el alemán optase por un cambio de aires, aunque le doliese esa decisión, sabía que era lo correcto.

“Cuando empezó la era híbrida no estábamos en una posición competitiva y la ventaja de Mercedes era demasiado grande. Ferrari parecía estar en una línea ascendente y desde Renault no nos prometían cerrar la brecha pronto. No íbamos a poder competir y Sebastian tenía el deseo de seguir los pasos de Michael. En Ferrari lo querían y nuestro coche no era competitivo. Fue una salida que me dolió, pero la entendí”, ha finalizado.