Lewis Hamilton, al borde de la penalización tras su accidente en Bélgica

Hamilton estaría cerca de la penalización tras el toque en Bélgica | Fuente: Getty Images

El error cometido por Lewis Hamilton en Bélgica puede salir realmente caro. Su toque con Fernando Alonso, además de un abandono, puede acabar en penalización por un posible cambio de potencia.

Hamilton se vio con la oportunidad de adelantar a Alonso en Les Combes, lo tenía prácticamente hecho, pero cerró demasiado e impactó con la rueda delantera del Alpine. El W13 despegó de la parte trasera y el impacto contra el suelo fue bastante fuerte. Además de dolores de espalda, la caja de cambios y el motor pueden estar dañados

El siete veces Campeón del Mundo intentó seguir en carrera, pero su ingeniero le ordenó parar de inmediato. En primer lugar, Peter Bonnington dijo: “Levanta, no recargues, acelera solo un poco”. No paso ni un minuto cuando activó la radio para decir: “Para, para, para, para, para, para, pérdida de presión de agua”.

Un portavoz de Mercedes ha confirmado que, según informa Motorsport.com, la unidad de potencia ha sido mandada a Brixworth para ser revisada. Si todo va bien podría llegar para el Gran Premio de Países Bajos. El piloto inglés solo había usado dos propulsores antes de montar el tercero en Spa-Francorchamps, por lo que el ejemplar en cuestión era casi nuevo y, por tanto, no completó el ciclo esperado de siete grandes premios, lo que provocaría que Hamilton no tuviera más reemplazos disponibles.

El siete veces campeón del mundo también va al límite con su último MGU-K, estrenado en Bélgica, turbo, centralita y batería, con lo que cualquier cambio conllevaría a una sanción en parrilla. La caja de cambios también sufrió bastantes daños, algo que comentó Hamilton junto a los medios, lo primero que notó al intentar continuar. Si Mercedes tienen que montar nuevos elementos, conllevaría sanción para Zandvoort.

Acerca de Jaime Chico 4524 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.