Red Bull actualiza las negociaciones con Porsche

Max Verstappen en Hungría. Foto: Red Bull Racing.

El jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, ha dejado claro recientemente que no necesita a Porsche para financiar su proyecto de fabricar una unidad de potencia y que, si el acuerdo no se produjese, el nuevo motor podría competir bajo el nombre de Red Bull o el de cualquiera que estuviera dispuesto a pagar el patrocinio.

Por el momento, no ha existido ninguna declaración de Porsche, y tampoco una aclaración sobre cuándo anunciarán su decisión de volver a la Fórmula 1. Mientras tanto, el equipo de las bebidas energéticas sigue adelante con el desarrollo de su unidad de potencia para el año 2026 en el que habrá un cambio de normativa. El plan provisional es que Porsche se convierta en accionista y que el motor lleve el nombre del fabricante y solo un pequeño número de ingenieros de la marca alemana trabajarían en las instalaciones en Reino Unido.

Sin embargo, el acuerdo aún no está cerrado. Diversas fuentes indican que todavía existen asuntos pendientes, como las futuras participaciones y los derechos de voto. «No tenemos presión por el tiempo, porque para el 2026 todavía faltan más de 3 años, así que no tenemos prisa. Y por eso se están manteniendo debates constructivos», explicó Horner, según recoge Motorsport.com.

Los fabricantes deben notificar a la FIA su intención de ser proveedores de unidades de potencia para 2026 y pagar una cuota antes del 15 de octubre. En teoría, para tener derecho a votar sobre cualquier cambio de futuras reglas.

Por otra parte, en referencia a los rumores que indicaban que el equipo austriaco podría seguir participando en la Fórmula 1 con propulsores Honda en 2026, Horner quiso restar importancia al asunto. «De momento, estamos muy centrados en nuestro propio plan y, obviamente, hay muchas especulaciones«, expresó el jefe de Red Bull.