Victoria número 53 para Scott Dixon en otro podio de Alex Palou

Scott Dixon en Nashville | Fuente: @CGRTeams

En otra carrera accidentada en Nashville, Scott Dixon entra en los libros de historia, más si cabe, alcanzando las 53 victorias. Alex Palou terminó tercero, pero no es suficiente.

La carrera se retrasó hora y media por culpa de las tormentas eléctricas. La organización declaró que la pista estaba seca, por lo que los pilotos tuvieron que montar los neumáticos lisos, escogidos antes de que se produjera todo este retraso. En la salida, Scott McLaughlin ganó unos metros en la primera posición. Alex Palou superaba a Christian Lundgaard, tercero.

Marcus Ericsson ganó cinco posiciones en la salida, pero pocas vueltas después se notificó que se había saltado el procedimiento, adelantó a varios pilotos antes de lo permitido. Colton Herta, en su intento por superar a Dalton Kellett, se tocó con el muro dañando su alerón delantero. Alexander Rossi provocó la primera bandera amarilla por quedar parada en mitad de una curva y calar su monoplaza.

En la resalida, Patricio O’Ward ganó dos posiciones, se colocó cuarto. Una vuelta después cayó una posición, ya que Lundgaard le devolvió el adelantamiento. Josef Newgarden pasó a David Malukas, sexto, pero recibía los ataques de Simon Pagenaud, quien había salido decimotercero. De todos modos, el de casa se recompuso y superó a O’Ward por el quinto lugar.

Palou comenzó a perder demasiado tiempo. Caía a los tres segundos de Grosjean, mientras que Lundgaard y Newgarden se pegaban a su alerón trasero. Decidió entrar a boxes y justo cuando se reincorporó, Simon Pagenaud trompeó provocando otra bandera amarilla. Esto dejaba al catalán en primer lugar porque el resto de pilotos entró a boxes.

La bandera verde duró poco y es que O’Ward recibió un toque por parte de Graham Rahal. Se quedó sin caja de cambios, mientras que el de Rahal LLR recibió bastantes daños en el alerón delantero y dirección. Ambos dijeron adiós a la carrera. Más adelante de este incidente, Kellett, Callum Ilott y Helio Castroneves también sufrieron daños.

Una vez más, la bandera verde apenas duró unos metros. Devlin DeFrancesco intentaba un adelantamiento imposible sobre Takuma Sato, ambos acabaron en el muro. Durante este periodo, Newgarden y Dixon pasaron por boxes para montar goma dura e intentar llegar hasta el final de carrera, también esperando más periodos de bandera amarilla. Se alcanzaba el ecuador de la cita.

Una nueva salida en Nashville. Pagenaud tocó a Palou en la primera curva, pero ninguno de los dos sufrió daños, por suerte. El de Meyer Shank Racing quiso plantar cara al actual Campeón de la IndyCar, pero su rendimiento cayó de repente bajando hasta la quinta posición. McLaughlin se colocó segundo, con David Malukas en la tercera posición.

Los mecánicos de Rahal LLR trabajaron en el coche de Graham y le devolvieron a pista. No tardó mucho en quedarse fuera de carrera al chocarse contra el muro y reventar la dirección. Rinus VeeKay no pudo evitarle y acabó impactando contra él. Esta bandera amarilla fue una mala noticia para Palou, ya que Newgarden, Dixon y Power habían hecho su parada.

Así quedó Graham Rahal | Fuente: IndyCar

Cuando se abrió el Pit-Lane hubo parada masiva en boxes. Newgarden se quedó al frente del Gran Premio seguido de Dixon, Lundgaard y Power. Chip Ganassi fue uno de los equipos más rápidos y Palou se mantuvo sexto. En la resalida, el español aguantó el tipo y en dos vueltas se colocaba cuarto superando a Malukas y Power. Aunque dañó el alerón delantero al superar al de Penske.

Malukas fue demasiado optimista al intentar superar a Kirkwood, pero acabaron en las protecciones. Un periodo de bandera amarilla que, aparentemente, ayuda a Newgarden, pero en Penske decidieron pararle y cayó a la octava posición. Dixon era el nuevo líder, mantuvo la posición en la resalida, mientas que Palou perdió el tercer lugar frente a McLaughlin.

En esta resalida, Ericsson sufrió un golpe en la parte trasera del monoplaza por parte de Herta, provocando algunos fallos, cayó a la decimotercera posición. No se desplegó la bandera amarilla, pero si por un accidente Jimmie Johnson en el puente. Un accidente calcado tuvo en el mismo punto en 2021.

Nada más reanudarse la carrera, Newgarden mandaba, literalmente, a Grosjean al muro. Faltaban cuatro vueltas para el final de la carrera, la IndyCar quiere espectáculo y desplegó la bandera roja para disputar las vueltas finales. Apenas se disputó vuelta y media. Dixon se llevó la victoria seguido de McLaughlin y Palou, quien consiguió superar a Lundgaard.

El Campeonato queda con Power al frente, solo con seis puntos de ventaja sobre Dixon. El de Chip Ganassi consigue su victoria 53, superando a Marco Andretti. Palou sale de este fin de semana con 33 puntos de desventaja, minimizando daños, pero se esperaba la victoria.

Acerca de Jaime Chico 4524 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.