Alpine protesta la sanción a Alonso: «La FIA tiene el derecho de enseñar la bandera negra y naranja, el coche fue declarado legal»

Pat Fry, director técnico de Alpine junto a un compañero conversando con un miembro de la FIA | Fuente: Sutton Images

El paso por el Circuito de las Américas ha dejado tanto a equipos y pilotos como a los aficionados de la Fórmula 1 atónitos.

Tras ver la bandera a cuadros, la decimonovena carrera de la temporada ha seguido en los despachos. Una caótica salida, un accidente dantesco y algún elemento descolgado de los monoplazas han sido los protagonistas.

Sin embargo, algunas reclamaciones de los equipos se han presentado tarde a la Federación Internacional de Automovilismo. Un hecho que no ha pasado desapercibido y que ha elevado la temperatura del paddock.

El equipo de casa, Haas, presentó 24 minutos tarde una protesta sobre Fernando Alonso. El coche del español terminó la carrera sin un retrovisor, algo que tras la revisión técnica de la FIA no fue considerado peligroso recibiendo el OK una vez terminada la prueba.

Pese a ello, la reclamación tardía de los americanos fue aceptada provocando una sanción de 30 segundos para Fernando Alonso. La situación que se vivió en los despachos fue cómica cuanto menos, puesto que aquellos que dieron el OK al coche del español tras acabar la carrera, fueron quienes lo consideraron inseguro posteriormente.

Además dicha sanción al español provoca que pierda ocho posiciones por un elemento técnico que se descolgó tras el aterrador accidente con Lance Stroll. El canadiense, causante del mismo, solo recibió tres posiciones de sanción para el próximo Gran Premio.

El equipo francés ha apelado dicha sanción como han comunicado por las redes sociales. Dejando ver su descontento con la decisión del organismo sancionador, Alpine ha explicado que dicha penalización provoca que Alonso termine fuera de las posiciones de los puntos. 

Y es que tal y como explican en el equipo, la FIA en todo momento tuvo el derecho de mostrarles la bandera negra y naranja. Dicha bandera no se mostró en carrera considerando seguro el monoplaza. Una vez finalizada la prueba el #14 volvió a pasar una exhaustiva revisión donde el delegado técnico de la FIA consideró legal el coche de Alonso.

Los franceses ya han protestado por la sanción y por la aceptación de la protesta de Haas una vez terminado el periodo para hacerlo.

De nuevo la FIA se convierte en protagonista de un Gran Premio. Tras la grúa de Suzuka la Federación Internacional vuelve a quedarse en evidencia ante los equipos y los espectadores. Considerando que la conducción de Fernando Alonso sin retrovisor es insegura y atenta contra la seguridad de los corredores, surgen dos preguntas. ¿Ha vuelto la FIA a poner en peligro la integridad de los pilotos dejando correr al español? ¿Estamos ante un nuevo caso de negligencia por segundo Gran Premio consecutivo?. 

A la espera de la respuesta a la protesta de Alpine, sin duda alguien debería dar explicaciones por parte de la FIA en una temporada llena de contradicciones a la hora de establecer las sanciones.