Los cambios en el suelo costarán a los equipos medio segundo por vuelta en 2023

Lewis Hamilton en Bakú | Fuente:: Mercedes AMG Petronas.

Los equipos de Fórmula 1 necesitan recuperar alrededor de medio segundo del rendimiento del tiempo de vuelta para 2023. Esto debido a los cambios en el reglamento del suelo destinados a reducir el porpoising.

A raíz de los problemas a los que varios equipos se enfrentaron el año pasado con rebotes excesivos, la FIA intervino para tratar de erradicar el problema. Además de introducir una solución a corto plazo, mediante el uso de una métrica de oscilación aerodinámica (AOM), el organismo rector de la F1 también impulsó cambios en los reglamentos técnicos de 2023.

Uno de los principales fue un aumento de 15 mm de los bordes del suelo. El objetivo es disuadir a los equipos de querer conducir sus coches tan cerca del suelo donde ocurre el problema del porpoising.

Nikolas Tombazis, el director técnico de monoplazas de la FIA, está seguro de que los cambios en las reglas fueron esenciales, ya que habló sobre el tipo de pérdida de rendimiento que se podría esperar de los equipos. “No tengo dudas de que hicimos lo correcto. Tratamos de encontrar una solución pragmática a corto plazo y una solución a medio plazo. No necesariamente se disipará [el porpoising] por completo, pero será menos importante”, dijo sobre la decisión de cambiar las reglas, según recoge Motosport.com.

George Russell Spa | Fuente: Twitter @MercedesAMGF1

Cuando se le preguntó cuánta carga aerodinámica se espera que pierdan los equipos, Tombazis, comentaba: “No demasiada. Habría pensado que perderían entre 15 y 20 puntos de carga aerodinámica, lo que tal vez corresponda a medio segundo, o algo así». 

Si bien varios equipos quedaron completamente sorprendidos por el alcance del rebote que sufrieron los monoplazas, Tombazis reconoce que nadie anticipó la magnitud de los problemas. “Tomó a todos un poco por sorpresa. Recibí algunos comentarios de algunas personas en nuestro departamento histórico y de personajes históricos, etc. Pero en realidad, nadie lo había predicho correctamente».

“Pero una vez que se entendió bastante bien cómo ocurre el problema, tomamos algunas medidas y, mientras tanto, los equipos también aprendieron mucho al respecto. Creo que, en general, sí, claramente ha habido un cambio masivo desde Bakú, por ejemplo, cuando sabemos lo que sucedió”, apuntó Tombazis.

Aunque los equipos y la FIA ahora tienen un mejor control sobre el tema del rebote, Tombazis cree que sería un error pensar que el problema desaparecerá por completo. “Creo que se reducirá inherentemente con los cambios. Pero si exactamente nos habremos alejado lo suficiente del borde o si ocasionalmente nos sumergiremos en él, tendremos que ver”, concluyó.