Palou saldrá decimocuarto en las 500 Millas; Penske lidera el primer día de clasificación

Alex Palou durante el primer día de clasificación de las 500 Millas de Indianápolis 2024 | Fuente: Penske Entertainment Corp.
Alex Palou durante el primer día de clasificación de las 500 Millas de Indianápolis 2024 | Fuente: Penske Entertainment Corp.

Penske lidera el primer día de clasificación, solo tres motores Honda estarán en el Fast 12. Alex Palou saldrá desde la decimocuarta posición en las 500 Millas, mientras que Marcus Ericsson, Nolan Siegel, Katherine Legge y Graham Rahal se jugarán la vida en el Last Chance.

El primero en salir a pista fue Kyle Kirkwood, marcando una referencia de 232.764 mph. Scott McLaughlin fue el siguiente con el Penske y se colocó primero con una media de 233.332 mph. Kyffin Simpson terminaba por detrás de ambos, 231.948 mph. Era el turno de Rinus VeeKay, pero en la primera curva tras ver la bandera verde tuvo un fuerte accidente. Esto le obliga a mirar las últimas horas de la sesión para volver a intentarlo. El neerlandés nunca ha clasificado por debajo del cuarto puesto en las 500 Millas.

El paso delante de los Juncos Racing era evidente. Romain Grosjean marcó una velocidad media de 231.514 mph, mientras que Agustín Canapino era unas décimas mejor, 231.847 mph. A todo esto, Kyle Larson tuvo que abortar su intento tras dos vueltas, en las que había superado las 232 mph, por un fallo mecánico. Callum Ilott marcaba una de las vueltas más lentas de la sesión, 231.995 mph. Su tiempo fue invalidado más tarde por una desviación de la rueda trasera izquierda que no cumple las reglas.

Will Power volvería a mostrar la fortaleza de los Penske colocándose primero con una media de 233.758 mph. Josef Newgarden colocaba a otro Penske en la tercera posición provisional con una media de 233.293 mph. Marcus Armstrong alcanzaba la quinta posición virtual, 232.183 mph. Nolan Siegel, tras su accidente en el Fast Friday, se quedó con el mejor tiempo hasta el momento, 226.621 mph. Santino Ferrucci bajaba a Armstrong del TOP 5 gracias a su 232.496 mph.

Christian Lundgaard, el primero de los Rahal LLR en tomar la pista, no pudo pasar de las 231.465 mph que le colocaban solo por delante de Siegel. El siguiente piloto en salir a pista fue Marcus Ercisson, quien también tuvo un accidente durante la semana en los entrenamientos. Registró otra de las peores vueltas, 230.603 mph. Linus Lundqvist, recuperando confianza en su Chip Ganassi, consiguió una media de 231.506 mph, que le dejaban a las puertas del TOP 10.

Marco Andretti, el hombre que consiguió la Pole para las 500 Millas en 2020, consiguió una media de 231.890 mph. Empezó mucho mejor, superando las 232 mph, pero fue aflojando con el paso de las vueltas, como es normal. Ed Carpenter cerraba su intento con una media de 232.017 mph, lo que le colocaba en una séptima posición provisional.

Tiempos de vuelta tras la clasificación de 17 pilotos | Fuente: IndyCar

Kathrine Legge, dispuesta a mejorar su vigesimonoveno puesto de la temporada en clasificación, cometió un error al salir de la cuarta curva y tocó el muro ligeramente. Le permitió ver la meta con una media de 230.244 mph, que le colocaba en la decimoséptima posición provisional. Conor Daly era capaz de superar a la piloto británica con una media de 231.243 mph, también a Ercisson, para colocarse decimoquinto provisionalmente.

Pietro Fittipaldi no pudo entrar al TOP 15 con su Rahal LLR con una velocidad media de 231.100 mph tras las cuatro vueltas de clasificación. Tom Blomqvist iba a estar en ese grupo medio tan apretada tras una media de 231.403 mph. Después del piloto de Meyer Shank Racing era el turno de Patricio O’Ward, pero McLaren llevó el monoplaza al garaje para chequear que todo estaba bien tras lo sucedido con Larson.

El equipo británico hizo lo propio con Alexander Rossi, de todos modos, salía último. También volvió al garaje el coche de Ryan Hunter-Reay, quien tenía que clasificar de los últimos según el sorteo celebrado tras la última practica. El orden siguió y era el turno de Félix Rosenqvist que conseguía una velocidad de 232.547 mph que le colocaba quinto provisionalmente.

Alex Palou, tras un cambio de motor durante el Fast Friday, cerraba su clasificación con una velocidad de 232.306 que le aupaban hasta la séptima posición provisional. Takuma Sato fue constante en sus dos primeras vueltas marcando 232.3 mph como media, pero en la tercera bajó a las 231 mph. Su media total fue de 232.140 mph, noveno. Sting Ray Robb conseguía una velocidad de 231.346 mph, muy cerca de perder el coche en la curva dos. Se colocaba decimoctavo y en una buena posición para mejorar su resultado del 2023, donde partió trigésimo primero.

Colton Herta no pasaba de la octava posición, 232.236 mph, muy cerca de Palou. Scott Dixon se saltaba su turno, cambió de motor antes de la sesión y prefirió ir con calma. Christian Rasmussen, en su primera clasificación de las 500 Millas, cerró el intento con una media de 231.682 mph. Graham Rahal vivió una simulación de la temporada pasada. Reportó un problema en el motor durante su intento y no pasó de las 230.233 mph.

El último en clasificar fue Helio Castroneves, quien colocaba su #06 en la decimocuarta posición gracias a una velocidad media de 231.871 mph. Ahora era el turno para aquellos que se salieron de la fila. McLaren se quitaba un peso de encima con la vuelta que marcó Rossi, 232.962 mph, que le aupaba a la cuarta posición. Hunter-Reay, con una velocidad de 231.695 mph, se colocaba decimoséptimo. Metía en zona de peligro a Legge, Rahal y Siegel.

O’Ward saltaba a pista y terminaba vigesimonoveno en su primer intento. Larson, en su nueva vuelta tras el primer intento, se colocaba sexto con una media de 232.962 mph. Kirkwood y Romain Grosjean intentaron el segundo intento, pero dirección de carrera les frenó al no ser más rápidos en la primera vuelta. Scott Dixon salió y en su primer intento quedaba decimoséptimo. La temperatura de la pista subía e Ilott mejoraba para entrar en el TOP 20. Canapino y Ericsson fueron los siguientes en salir, no mejoraron.

Blomqvist mejoraba, mientras que Siegel marcaba 228.278 mph, pero seguía lejos del TOP 30. Salto saltaba a la novena posición con una media de 232.473 mph. O’Ward volvería a salir, pero no pasó de la decimonovena plaza. VeeKay volvería a pista tras su accidente y se colocaba vigesimonoveno. Rahal seguía luchando por entrar al TOP 30, Legge tampoco mejoraba, ya que había caído varias posiciones desde su primer intento.

A pocas horas del final, O’Ward mejoraba hasta subir a la décima plaza, 232.434 mph de media. Herta era otro de los que mejoraba su registro y dejaba a Palou a las puertas de caer del Fast 12. Quien sacaba al español de esa sesión era Hunter-Reay, que avanzaba de la plaza 22 hasta la undécima. Algunos motores de Chevrolet empezaron a fallar como el de Rasmussen o el de Canapino, que venía para hacer un TOP 5, pero en la tercera vuelta tuvo que levantar.

Siegel y Ericsson fueron los siguientes en salir en la última hora. No mejoraron y ya pensaban en el Bump Day. Un drama para el ganador de hace dos años, que aún no sabe si estará en la carrera. Lo mismo le sucedía a Legge. Ed Carpenter Racing se la jugó con VeeKay, ya que colocó al piloto en la primera fila del Pit-Lane y al salir pasó a la undécima posición con una media de 232.419 mph, siendo el hombre del día.

Rahal salió por última vez, pero ni siquiera dio una vuelta. Palou, que esperaba en la segunda fila, no pudo salir y se tiene que conformar con la decimocuarta plaza. El catalán confiaba en pasar al Fast 12, pero no hubo velocidad en el Chip Ganassi. De hecho, su coche es el mejor posicionado del equipo.

Las posiciones 13 a 30 para las 500 Millas de Indianápolis | Fuente: IndyCar
Acerca de Jaime Chico 7108 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.