Szafnauer concede permiso para soñar con Racing Point

Atrás quedan esas semanas de angustia e incerteza en el garaje de Racing Point F1 Team. Después de entrar en concurso de acreedores por una deuda con Mercedes, proveedor de motores y Sergio Pérez, un consorcio de inversores llamado Racing Point, y liderado por el padre de Lance Stroll, salvó de esa manera 400 empleos y la continuidad del equipo en F1.

Otmar Szafnauer, jefe de Racing Point F1 Team, habló sobre los efectos que tendrá esa inyección de dinero, se muestra optimista pero con cautela: «Creo que para el 2020 se va a ver una diferencia más grande que para el 2019. Hay cosas que hemos aprendido hace poco y que podemos aplicarlas ya para el coche de 2019, pero tengo que decir que el coche que tendremos el año que viene ya estaba prácticamente diseñado antes de la compra del consorcio, el chasis ya estaba incluso fabricado.»

La joven escudería, que por ello no competitiva, fue desde sus inicios un ejemplo a seguir si hablamos de eficiencia. Con un presupuesto año tras año muy ajustado, siempre ha conseguido muy buenas posiciones. Este año el equipo ha terminado 7º, que teniendo en cuenta que en agosto, tras el cambio de dueños, se reinició la cuenta de puntos en la clasificación de constructores, no está nada mal. «Tenemos que darle continuidad a la naturaleza eficiente de este equipo…y si eres capaz de mantenerlo pero con un presupuesto más elevado, tus resultados deberían mejorar. El riesgo es que, pese a tener un presupuesto más elevado, no consigas ser eficiente. En ese caso tendrás peores resultados, a pesar de contar con mayor presupuesto. Así que tenemos que andar con cuidado y no dejar que nos pase a nosotros.»

Indagando sobre los planes del futuro, podemos sacar como conclusión que el equipo con base en Silverstone, ha venido para quedarse: “Queremos construír una fábrica más grande, pero para eso necesitamos comprar antes los terrenos. Todavía tenemos que detallar qué tipo de escudería queremos ser; a que le debemos dar importancia, a que no…todo esto sin apartar la vista en el coche y diseñar, producir y desarrollar a la par un coche de carreras competitivo».

Aunque Szafnauer también se muestra precavido con los planes de futuro: «He visto muchas veces equipos que han decidido construír túneles de viento o agrandar las instalaciones en la fábrica, y el rendimiento del coche ha sufrido, ya que, el mismo equipo que construyó el túnel de viento estaba desarrollando a la vez el coche. No se pueden hacer las dos cosas a la vez. Nosotros tendremos cuidado de aplicar estas mejoras en las instalaciones sin que el coche sufra».

Respecto al fichaje de Stroll, un piloto muy criticado por su condición «de pago» e hijo del líder del consorcio, Szafnauer afirma que está sorprendido, después de haber hecho hace unos meses unas declaraciones en las que afirmaba que «lo que necesita Force India no son pilotos de pago». Parece ser que Stroll está rindiendo a un nivel equiparable al piloto al que sustituye, Esteban Ocon. “Stroll hizo los mismos tiempos que Ocon en el simulador. En pista también hizo muy buenos tiempos.»

Por último, habló sobre el nombre actual de la escudería de la que tiene los mandos. No le gusta y justifica el nombre que tiene actualmente: “Racing Point fue creada simplemente para comprar los activos de Force India, así que muy probablemente cambiemos de nombre otra vez. Cambiaremos el nombre sólo si se nos ocurre un nombre mejor, espero que así sea», terminó bromeando Szafnauer, que todavía tiene plazo hasta mediados de enero para ejercer un cambio de nombre de su equipo.

Sergio Pérez ante del GP de Italia de 2018 | Fuente forceindiaf1.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*