Ricciardo y el GP de Australia: «Estábamos jugando con fuego»

Daniel Ricciardo en Melbourne. Foto: AFP.

Daniel Ricciardo tiene claro que tanto la Fórmula 1 como ellos los pilotos jugaron con fuego a la hora de viajar a Melbourne para disputar el Gran Premio de Australia. El piloto de Renault considera que no era lo más seguro competir, y aunque él se preparó al máximo para correr, tenía la sensación en todo momento que podía cancelarse a última hora, como acabó sucediendo.

Ricciardo ha indicado que no pensó demasiado sobre el coronavirus. El australiano reconoce haber estado preocupado e incluso consideró extraño estar el jueves presente en el circuito atendiendo a los medios. Él sabía de que cualquier pequeño problema iba a acabar con la carrera, como así acabó siendo.

«No había pensado demasiado en toda la situación del coronavirus, pero en el fondo tenía algunas preocupaciones. Definitivamente estábamos jugando con fuego. Fue extraño estar allí, e incluso el jueves me estaba preparando para competir ese fin de semana. Pero nunca estuve seguro de que iba a suceder; Sabía que había un pequeño riesgo de que todo pudiera ser cancelado en el último minuto», ha declarado Ricciardo.

El australiano sostiene que para él fue una bomba ver a McLaren retirarse de la carrera por el positivo de uno de sus trabajadores. Desde ese momento tuvo claro que no iba a haber una carrera sin uno de los equipos, y él añade que no se sentiría nada cómodo corriendo sin ellos. Por ello, sabía que no iba a acabar habiendo carrera, aunque sí que se quedó despierto para obtener más información sobre el tema.

«La bomba para mí fue realmente cuando me fui a la cama el jueves por la noche, y justo antes de irme a dormir vi que McLaren se había retirado de la carrera, debido al caso dentro de su equipo. Luego me quedé despierto probablemente durante otras tres horas tratando de obtener un poco más de información, pero supe que no íbamos a competir sin una parrilla completa. Si he de ser honesto, ya no me sentía cómodo con eso. Pensé: ‘Mira, esta es la primera carrera de la temporada, o todos estamos en ella o no, así es como es'», ha añadido.

Ricciardo reconoce que habló con otros pilotos para saber que tenían pensado hacer. Uno de ellos fue su ex compañero de equipo en Red Bull, Max Verstappen, a quien comentó que nada más cancelarse la carrera, su plan era marcharse lo antes posible del circuito.

«Una de las personas con las que hablé fue Max sólo para ver qué planeaba hacer. Mi plan una vez que se canceló el gran premio fue salir lo antes posible antes de que las cosas se fueran a la mierda. Quería saber qué iban a hacer otros pilotos antes de subirme a un avión», ha comentado para terminar.