Sainz pierde media hora con Al-Attiyah: «Estaba yendo francamente bien»

Sainz y Cruz llegando al campamento en Ha'il | Fuente: mediacontent.aso.fr

Casi una hora ha perdido Carlos Sainz respecto al ganador de la etapa, Guerlain Chicherit. Lo peor es que también cede bastante tiempo con Nasser Al-Attiyah, su principal rival en este Dakar 2023.

Al inicio de la etapa, ‘El Matador’ ganaba siete segundos al catarí, pero sufrió una rotura de una biela, lo que le tuvo parado por más de media hora y otros veinte poco después. Todo bajo la atenta mirada de Carlos Sainz Jr, su hijo. Ahora, el piloto de Audi es octavo en la general, por supuesto no piensa rendirse.

“La etapa ha empezado bien, porque he cogido a Erik Van Loon, estaba cogiendo a Nasser Al Attiyah y se ha parado con un pinchazo y lo pasamos. Estaba yendo francamente bien, con buen ritmo, pero de repente, en una curva a derechas, he notado algo raro en la suspensión de atrás. Se ha roto una rótula”, comentaba Sainz en declaraciones que recoge Motorsport.com.

El madrileño también admite que ni Lucas Cruz ni él estaban contentos por esa reparación, ya que “se podía hacer más rápido”. Algo que esperan mejorar en el futuro. “También es cierto que nunca se había roto, quizá con las piedras de ayer ya había alguna fisura porque no entendemos por qué se ha roto, son rótulas fuertes, que nunca han dado problemas”, continuaba Sainz.

Y si todo esto les parece mala suerte, atención a lo que cuenta Sainz sobre la segunda parada obligada. “He seguido, atacando fuerte, pero hemos pinchado una rueda, y hemos tenido un problema con el gato, en un error también nuestro, no subía, y tuvimos que subir el coche con unas rocas para cambiar la rueda”.

“Al hacer eso, hemos pinchado la otra, y en la reparación uno de los tornillos se trasroscó, y cuando hemos ido a quitar la rueda del segundo pinchazo había un tornillo que no podíamos quitar. Se nos ha roto además la llave de ruedas, y hemos tenido que esperar a Ekstrom para poder cambiarla. Una película para no dormir”, contaba el tres veces ganador del Dakar con resignación.

Sainz tiene la esperanza de recortar esa distancia de 30 minutos con Al-Attiyah porque en un Dakar “pasan muchas cosas”, sobre todo en esta edición tan dura. La primera semana será clave porque en la segunda las etapas son mucho más cortas, en definitiva, menos tiempo para recortar.

Acerca de Jaime Chico 4945 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.