Sainz, muy enfadado con la sanción en Australia: “Ha arruinado todo el esfuerzo”

Sainz
Carlos Sainz en el Gran Premio de Australia 2023 | Fuente: Getty Images

Carlos Sainz ha finalizado el Gran Premio de Australia en la última posición tras recibir una penalización de cinco segundos a falta de una vuelta para el final. El madrileño considera que es injusta y se ha mostrado muy enfadado en las primeras entrevistas con los medios de comunciación presentes en Albert Park.

La carrera de Sainz en Australia se ha torcido casi desde el principio. Carlos ha aprovechado el accidente de Alex Albon y el coche de seguridad para hacer su primera parada en boxes, pero inmediatamente detrás salió la primera bandera roja de la carrera. Eso significaba que sus rivales tenían cambio de neumático gratis, mientras que él tuvo que afrontar la carrera desde la undécima posición.

Consiguió remontar hasta la cuarta posición, pero se produjo la segunda bandera roja. En la relanzada, el madrileño tenía a tiro el podio, pero tocó a Fernando Alonso en la primera curva y le hizo trompear. Por suerte para el asturiano, la FIA decidió restablecer las posiciones previas a la bandera roja porque se había producido justo antes de que todos los coches llegaran al primer sector.

Cuando los pilotos estaban subidos en sus monoplazas, ya a punto de salir a pista para disputar la última vuelta de la carrera destrás del coche de seguridad, Dirección de Carrera anunció una sanción de cinco segundos al madrileño por tocar a Alonso en la primera curva. Inmediatamente, Carlos reaccionó por radio diciéndole a su ingeniero de pista que hablaría con los comisarios al terminar la carrera.

”No, no puede ser. ¿Merecemos estar fuera de los puntos? No. Es inaceptable. Díselo, es inaceptable. Necesitan esperar hasta que la carrera termine y hablar conmigo. Por favor. Díselo, por favor, por favor, por favor que esperen y lo discutan conmigo. La penalización es exagerada”, dijo Sainz por radio.

Al cruzar la línea de meta, el español cayó a la última posición de la tabla y finalizó la carrera en la duodécima plaza. De esta manera, Ferrari se marcha sin puntos de Australia, pues Charles Leclerc ha quedado fuera de combate en la primera vuelta.

Poco después, Sainz ha atendido a los medios de comunicación, pero visiblemente enfadado ha reconocido que no quería hacer ninguna valoración hasta que no hablara con los comisarios. “Prefiero no hablar, sinceramente. Voy a esperar a hablar con los comisarios, que reviertan la decisión que han tomado y, cuando hable con ellos, haré alguna declaración, pero ahora mismo no. Lo que diga no va a estar bien, así que prefiero esperar”, ha afirmado Carlos a DAZN F1.

”No puedo, no merece la pena. Igual me ponen otra penalización si no voy a la prensa primero. Tenía que venir a la prensa, decir cualquier cosa e irme a hablar con ellos”, ha añadido para cerrar.

Después de hablar con los comisarios, que por cierto han reafirmado la penalización, Carlos sí ha decidido valorar la carrera. El madrileño confiesa que no está de acuerdo con la sanción que le han impuesto, ante la que siente muchísima frustración y que todo el esfuerzo ha sido en vano.

”He hecho una buena salida y me sentía a gusto con el neumático medio, pero hemos tenido mala suerte al parar en boxes justo antes de que sacaran la primera bandera roja y hemos caído a la undécima posición. A partir de ahí, he conseguido remontar con buenos adelantamientos y un ritmo muy sólido, así que estoy contento con eso”, ha afirmado Carlos en su página web.

”Ha sido una buena carrera en general, pero la penalización ha arruinado todo el esfuerzo y no estoy de acuerdo con ella. La frustración que siento ahora mismo es difícil de digerir, pero trataré de pensar sólo en las cosas positivas del día y centrarme en la próxima carrera”, ha añadido Sainz para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1908 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.