La F1 propone un límite en la sesión de viernes

Liberty Media quiere hacer de las carreras de F1 que sean menos predecibles. Uno de los factores principales es la prueba de neumáticos en los entrenamientos de cara a la carrera y quieren el límite a un solo compuesto para el viernes.

En el Gran Premio de Austin (EEUU) fue una de las carreras más increíbles de la temporada anterior. Todo fue debido a la lluvia en los entrenos del viernes, haciendo que los equipos no probaran los neumáticos. Eso hizo que hubiera variedad estratégica y un duelo bonito entre Verstappen y Hamilton, con la victoria de Kimi Räikkönen.

El director de la F1, Ross Brawn, estuvo de acuerdo con la importancia de relación que hay entre los entrenamientos del viernes y el show de la carrera. Y una de las propuestas es limitar los entrenamientos del viernes a un solo compuesto de neumáticos.

Paddy Lowe, director técnico de la escudería Williams, comentaba:

Los coches son completamente fiables y están también completamente optimizados en términos de reglajes, utilización de neumáticos y demás. Eso significa que los resultados son mucho más predecibles, la variable más grande es el piloto y los errores que pueda cometer. Pero incluso eso, los pilotos están muy en forma hoy en día y ni siquiera están cansados como antes, están bien entrenados y preparados.

Paddy Lowe (Williams Racing) – Fuente: Getty Images Europe

Por tanto, piensa que hay que hacer algo al respecto para cambiar esa “perfección”:

Tenemos que hacer algo. Hay que parar la perfección. Ross comentó sobre esto, sobre que no se pueden probar todos los neumáticos el viernes, sólo un neumático como base que te deje ver cómo funciona el coche y aprender el circuito, ese tipo de cosas. Así, consigues que en la carrera haya un premio sorpresa, creo que es una idea maravillosa.

La predictibilidad de la F1 moderna es consecuencia del progreso que han hecho los equipos con el análisis de diferentes áreas durante las últimas tres décadas. El ingeniero, con la experiencia que tiene (McLaren, Williams y Mercedes), comenta que hace treinta años se trabajaba con menos ingenieros que hoy en día.

Si quieres añadirle valor, tienes que evitar la optimización y permitir más perturbaciones, más ruido que venga de factores externos que no se puedan optimizar. La otra alternativa sería reducir el número de ingenieros con un límite de presupuesto o reducir el nivel de personal en los circuitos. Yo no quiero echar ingenieros a la calle, pueden hacer otras cosas. Creo que Ross se ha dado cuenta de esto y tiene una idea sobre el tema.