Vettel pierde la victoria y Hamilton vuelve a ganar en un “circuito Ferrari”

Lewis Hamilton en Canadá (Foto: Mercedes F1)

Lewis Hamilton se ha llevado la victoria en el Gran Premio de Canadá tras la sanción que ha recibido Sebastian Vettel. Charles Leclerc ha sido el tercer clasificado y Carlos Sainz no ha conseguido terminar en los puntos.

Hamilton ha vuelto a llevarse la victoria en un circuito que tradicionalmente ha sido favorable para los hombres de rojo. Vettel ha cruzado la línea de meta por delante, pero diez vueltas antes del final ha recibido una sanción de cinco segundos por saltarse la curva 4, lo que ha hecho que Hamilton estuviera a punto de tocar el muro. Los comisarios han considerado que la reincorporación a la pista no ha sido segura para Hamilton, por lo que han aplicado una sanción de cinco segundos que le ha hecho perder la primera posición.

Por detrás ha terminado Charles Leclerc, seguido de Bottas y Verstappen. Carlos Sainz ha terminado al borde de los puntos, en la undécima posición, ya que ha entrado en boxes demasiado pronto, sus neumáticos han comenzado a desfallecer y se ha visto superado en la recta final por Stroll y Kvyat. En cuanto a la vuelta rápida de carrera, se la ha llevado Bottas, marcando récord de la pista en carrera tras parar en la recta final para montar un nuevo juego de neumáticos.

Carlos Sainz en Canadá (Foto: McLaren)

En la vuelta de formación, Hamilton tardaba en arrancar y reportaba problemas por radio. Se trataba de un problema con el sistema anti calado, aunque el equipo no le podía dar más información por radio debido a que la normativa así lo establece. Vettel arrancaba desde la pole, Hamilton justo por detrás. La salida ha sido limpia y ambos han salido bien. Por detrás, Charles Leclerc ha sido prudente y no le he tirado el coche a Hamilton, aunque ha tenido la ocasión de hacerlo en la primera curva.

En la parte media de la parrilla, Albon se ha tocado con Giovinazzi y ha perdido su alerón delantero, por lo que ha tenido que entrar a boxes en la vuelta siguiente. Norris se ha pasado de frenada y ha perdido la posición con Verstappen, que partía desde la novena posición. Sin embargo, después el piloto de McLaren se la devolvía y tras una asombrosa velocidad punta consiguió ganarle la posición. Vueltas después, el holandés no tardó en volver a recuperar la posición.

Carlos Sainz entró en boxes en la cuarta vuelta y montó el neumático duro. Esta parada temprana se debe a que la temperatura de la pinza de freno era muy elevada e impedía su refrigeramiento. Apenas una vueltas después, Norris sufría otro problema por el sobrecalentamiento de los frenos, se descolgaba su neumático trasero derecho y se le rompía la suspensión. El británico tuvo que aparcar su coche en una escapatoria a la salida del pitlane, por lo que tan solo salió una bandera amarilla.

Poco después comenzaron a parar algunos pilotos de la parte media. Ricciardo montó el neumático duro en la novena vuelta, Sergio Pérez también entró y montó el compuesto duro, mientras Sainz trataba de escalar posiciones.

En cuanto a la cabeza de carrera, Vettel abría una distancia de dos segundos con Hamilton, mientras que Leclerc se quedaba un poco descolgado, a cuatro segundos del de Mercedes. En la vuelta 18, Leclerc comenzaba a mostrarse e hizo la vuelta rápida. Por la parte de atrás, llegó uno de los primeros sustos. Giovinazzi, que rodaba en la décima posición, rozó el muro de los campeones, aunque el incidente no tuvo mayores consecuencias.

Giovinazzi rozando el muro (Foto: @F1)

Por detrás, a 16 segundos del monegasco estaba Bottas, con Verstappen a poco más de un segundo de él, aunque con neumáticos duros. Los pilotos de la cabeza comenzaban a quitarse de encima a los doblados y a Leclerc le decían por radio que pasaban al “Plan B”. A partir de ese momento, el de Ferrari comenzó a apretar, marcó una nueva vuelta rápida y le recortó un segundo a Hamilton. Los hombres de rojo le pedían a Vettel que empujara, a Hamilton también. “No creo que pueda ir más rápido con estos naumáticos“, decía Hamilton por radio.

Hülkenberg se quejaba por radio de un problema con su caja de cambios, al cambiar las marchas, pero el problema parece que no persistió.

En la vuelta 27 entraba Vettel a cambiar sus neumáticos y el único riesgo era que saliese por detrás de Bottas, que era cuarto. La parada fue buena y consiguió salir por delante del piloto finlandés. Hammer time, le decían a Hamilton por radio. “No salimos por delante de Vettel, vamos a seguir en pista”, le decían a Hamilton desde el muro. Por detrás, Leclerc comenzaba a acercarse y estaba a poco más de 2 segundos, justo cuando Mercedes decidió parar a Hamilton para protegerse.

La parada fue rápida y salió justo por delante de Bottas, mientras en esa misma vuelta Vettel volaba y marcaba la vuelta rápida. Leclerc estaba al frente. Bottas aprovechaba para entrar a boxes, cuando sacaban la bandera amarilla en el primer sector por un trompo de Giovinazzi.

En la lucha por la decimotercera posición, Sergio Pérez le tiraba el coche a Grosjean por el interior y los dos se tocaban ligeramente. El de Haas pedía por radio que desde dirección de carrera tomaran nota.

Grosjean y Pérez (Foto: @F1)

Charles Leclerc entraba a boxes y salía justo por detrás de Verstappen, aunque en la siguiente vuelta no tardó en superarle en la recta de meta. Por detrás venían Ricciardo y Bottas, que han protagonizado una de las luchas más apasionantes de la carrera. El de Mercedes intentaba tirarle el coche por el exterior en la primera curva, pero el australiano cerraba bien el hueco. Tras cuatro intentos, el finlandés seguía por detrás, hasta que consiguió ganarle la posición.

Por delante, Hamilton comenzó a recortarle décimas a Vettel hasta que se puso a menos de un segundo, a falta de 30 vueltas para el final. Los Ferrari clavaron los tiempos y con un 1:15.208, el alemán marcaba la vuelta rápida y alejaba al de Mercedes de la zona de DRS. “Es más rápido que yo, no puedo acercarme“, decía Hamilton por radio. Sus ingenieros le decían que lo intentara en el primer y segundo sector.

En la vuelta 48, Vettel patinaba ligeramente y se iba recto en la curva 4. Al volver a la pista, Hamilton intentó ganarle la posición y a punto estuvo de terminar contra el muro. El de Mercedes se quejó por radio de que el alemán le había arrinconado de una forma agresiva. En las siguientes vueltas, la distancia entre ambos se mantenía, cuando se anunciaba una investigación por parte de dirección de carrera del incidente.

A falta de quince vueltas para el final, los comisarios informaban de los cinco segundos de penalización para Vettel, por lo que comenzó a apretar y a hacer vueltas rápidas para conseguir la ventaja de cinco segundos sobre el piloto de Mercedes. “Es que no tenía donde ir“, se justificaba Vettel por radio.

Hamilton y Vettel (Foto: @F1)

El de Ferrari marcó la vuelta rápida y conseguía sacar a Hamilton de la zona de DRS. Por detrás, Leclerc también estaba rodando rápido, aunque se mantenía la diferencia con respecto a Hamilton. Vettel abrió una distancia de tres segundos con respecto a Hamilton, aunque se volvía a quejar por radio de la sanción y su equipo le decía que estuviese centrado. El de Mercedes estaba cada vez más cerca, fue capaz de reducir la distancia a menos de un segundo. Leclerc seguía por detrás, insistente para lograr la vuelta rápida, y cada vez recortándole más décimas a su compañero de equipo y a Hamilton.

Por la parte de abajo de la parrilla, Albon ha tenido que abandonar a falta de poco menos de diez vueltas para el final. Carlos Sainz se mantenía en la novena posición, aunque con Stroll a poco más de un segundo. Una apasionante lucha entre el piloto español, con neumáticos de más de 60 vueltas, y entre Lance Stroll, el piloto local. A ellos se sumaba Kvyat, que amenazaba con dejar al de McLaren fuera de los puntos.

Los neumáticos del madrileño no daban más de sí, Stroll consiguió pasarle al final de la recta en la vuelta 68 y Kvyat le ganaba la posición en la primera curva. Así, Carlos Sainz no ha podido terminar en los puntos y ha tenido que conformarse con la undécima posición.

Por delante, Vettel no podía ampliar la distancia de cinco segundos y, aunque cruzaba la línea de meta unas décimas por delante de Hamilton, el piloto británico volvía a ganar. Así, ha conseguido la séptima victoria de Mercedes de la temporada. Charles Leclerc ha terminado a seis décimas de su compañero de equipo y ha subido al tercer cajón del podio.

Al terminar la prueba, Vettel continuaba quejándose por radio sobre la sanción y ni siquiera acudía a la zona de entrevistas. “Tenéis que estar ciegos para considerar que podía hacer otra cosa, sino me iba contra el muro“, decía. Nada más bajar del coche se dirigió hacia dirección de carrera para hablar con los comisarios. Cuando volvía para subir al podio, protagonizaba una de las imágenes post-carrera: Cambiaba el cartel de la primera posición, justo delante del coche de Hamilton, por el de la segunda posición.

Vettel al terminar la carrera (Foto: @F1)
Acerca de Ángela Merino Sánchez 1469 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.