Matsushita gana en Monza; golpe en mesa de De Vries en el Mundial

Matsushita ganó la carrera larga de Monza. Foto: Sutton Images.

Nobuharu Matsushita se llevó la victoria en la carrera larga de Monza. El japonés finalizó primero en una carrera marcada por las grandes remontadas que protagonizaron tanto Luca Ghiotto como Nyck De Vries. El holandés de ART da un golpe en la mesa en la lucha por el Mundial, ya que Nicholas Latifi no pudo finalizar en zona de puntos tras un incidente con Guanyu Zhou.

Illott mantuvo la primera posición en la salida. El británico fue el único que conservó la posición, ya que tanto como Zhou y Mazepin perdieron posiciones. El chino se saltó la primera variante y acabó perdiendo un total de tres posiciones. El ruso, en cambio, cayó hasta el fondo de la clasificación y se vio obligado a parar en la primera vuelta por daños en su coche, comienzo de carrera para el olvido para Mazepin. Los primeros coches en abandonar fueron Louis Delétraz y Tatiana Calderon.

Por otro lado, los dos pilotos de DAMS lucharon entre ellos, sin ninguna orden de equipo. Sette Camara se defendió a más no poder de las acometidas de Latifi y aguantó a su compañero de equipo detrás hasta las paradas en boxes. En la vuelta cinco Matsushita logró adelantar a a Illott y se colocó como líder de la carrera.

Las paradas comenzaron en la vuelta siete y los primeros en entrar fueron Illot, Zhou y Sette Camara, los cuales fueron los que más sufrieron con el neumático blando. Una vuelta, después pararon el resto de los pilotos con blandos y Latifi logró ganarle la posición a su compañero de equipo por estrategia. Zhou fue el más beneficiado, ya que adelantó a ambos pilotos de DAMS.

No obstante, el ritmo del piloto chino no fue nada bueno y vio como Latifi se le acercaba mucho. En la vuelta 13 Latifi trató de adelantar a Zhou y este se defendió de forma demasiado agresiva, provocando el toque entre ambos. El canadiense rompió su alerón delantero y el chino pinchó su neumático trasero derecho. La carrera de ambos quedó completamente condicionada e incluso Zhou se vio obligado a retirarse.

Mientras tanto Nyck De Vries cuajó una gran remontada desde la última posición. El piloto holandés comenzó a luchar con Sette Camara tras el incidente previo entre Latifi y Zhou. Con el incidente de Latifi, el Mundial se le ponía muy de cara a De Vries, el cual comenzó a tomar menos riesgos, ya que tenía una gran oportunidad de dar el golpe definitivo al Mundial este fin de semana. A falta de diez vueltas el piloto de ART, le ganó la posición a Sette Camara.

Los pilotos que comenzaron con el neumático más duro realizaron su parada en el tramo final de la carrera, para montar el neumático blando y así poder ir al ataque. Ghiotto fue el primero en parar y su parada fue demasiado lenta, lo cual le hizo perder unos segundos muy importantes. King fue el último y lo hizo en la vuelta 22, cayendo a la octava posición.

En la lucha por la victoria, Illott se acercó poco a poco a Matsushita y quedó claro que la lucha por la victoria iba a estar tan solo entre ellos dos. No obstante, el piloto japonés mantuvo el ritmo mientras que el británico se comenzó a quedar poco a poco. Además, Illott perdió posición con De Vries y cayó al tercer lugar, ya que sus neumáticos habían muerto completamente.

El británico de Charouz perdió el podio con Ghiotto, que rodó como un tiro en el tramo final de la carrera e incluso llegó a dar caza a De Vries. Finalmente, el italiano le acabó adelantando en la penúltima vuelta y logró firmar una gran segunda posición. Al único que no pudo dar caza Ghiotto fue a Matsushita, quién se acabó llevando la victoria en esta carrera larga, su segunda victoria de la temporada.