Raikkonen, muy descontento con los neumáticos de lluvia de Pirelli

Raikkonen en Alemania. Foto: Motorsport Images.

Kimi Raikkonen ha reconocido que los neumáticos de lluvia que montan actualmente los pilotos no son los mejores. El finés ha criticado la actual posición de la Fórmula 1 en cuanto a las carreras sobre mojado, ya que los pilotos apenas tienen control sobre su monoplaza por culpa del escaso agarre de los Pirelli. Kimi asegura que las carreras sobre mojado que se disputaban en sus primeras temporadas en este deporte eran mucho mejores.

Raikkonen sostiene que los neumáticos Pirelli dejan mucho que desear en condiciones de mojado y que son mucho peores que los neumáticos Michelin y Bridgestone que se montaban en la década de los 2000. El finés ha reconocido que es una auténtica lástima la situación actual, ya que en el pasado se disfrutaba mucho más cuando se corría sobre mojado.

“Sabemos lo limitados que desgraciadamente estamos con los neumáticos, y no hace falta mucha lluvia para sufrir aquaplaning. Ese es el problema. Cuando llueve, tenemos cero control. Hace muchos años, cuando yo empecé, llovía mucho y nunca había problemas, así que está claro que los neumáticos actuales no son los mejores. Y luego está el agua estancada. Pero así son las cosas, por desgracia”, ha declarado Raikkonen.

“A veces no parece que haya mucha agua y resulta realmente ridículo que no podamos correr, pero es porque se forma un río y perdemos absolutamente el control del monoplaza”.

Las clasificaciones de Monza 2017 y Hungría 2018 fueron las últimas que se disputaron sobre mojado. Raikkonen no estuvo nada contento con el rendimiento de los monoplazas en aquellas clasificaciones y aseguró que no fueron nada divertidas. Por otro lado, piensa que la Fórmula 1 ha hecho lo correcto al suspender la actividad en pista este sábado en Suzuka.

“Allí pareció bastante mierda. Todo depende del agua que tengamos y de si los neumáticos funcionan. Pero creo para este fin de semana el viento es más importante y la seguridad es la principal prioridad. Y si se cumplen los pronósticos, que dicen que lloverá en un día lo que puede llover en un mes, sería inseguro pilotar”, ha finalizado.