Las pruebas de las carreras clasificatorias de 2020 ya tienen candidatos

Salida del GP de Australia F1 2019. Foto: Sutton Images.

Liberty Media tiene en mente cambiar el formato de las clasificaciones de cara a 2021. Los nuevos dueños de la Fórmula 1 planean eliminar el formato actual de clasificación dentro de dos años para introducir uno diferente. Este trata de hacer una  carrera corta el sábado con parrilla invertida según las posiciones del campeonato del mundo. El ganador de la carrera corta será el piloto que arranque desde la Pole el domingo para la carrera larga, la cual otorgará puntos para el Mundial.

No obstante, Liberty Media necesita el apoyo de todos los equipos para introducir este nuevo sistema, el cual ya ha recibido muchos halagos y críticas. El objetivo es hacer carreras más interesantes y ayudar a los equipos que siempre están atrás a estar delante durante al menos algunas vueltas. Es decir, en caso de que se hubiese hecho este formato de clasificación esta temporada, los Williams hubiesen salido primero y segundo en todas las carreras cortas.

Liberty Media ha pensado probar este sistema en tres circuitos diferentes durante la próxima temporada. Eso sí, deberá de ser aprobado por los equipos. Los elegidos son Paul Ricard (Gran Premio de Francia), Spa (Gran Premio de Bélgica y Sochi (Gran Premio de Rusia). En principio tendríamos una carrera corta en la primera mitad de la temporada y otras dos en la segunda mitad. Los tres son trazados en los que se puede adelantar sin mayor problema. No se han atrevido a probar en circuitos donde el adelantamiento es mucho más complicado.

En estas carreras cortas del sábado, los pilotos podrán montar el compuesto que quieran. No habrá necesidad de usar dos compuestos diferentes, como sí lo es el domingo en la carrera larga. Es decir, los pilotos no tendrán la obligación de hacer una parada en boxes, los pasos por el garaje serán opcionales. Esto es algo parecido a las carreras cortas que hace la Fórmula 2 los domingos.

Los pilotos no son partidarios de introducir este nuevo sistema de clasificación. Muchos de ellos mostraron su disconformidad con esta decisión y aseugraron que el sistema actual es perfecto. Otros como Kimi Raikkonen, declararon que por ellos volverían al sistema de la temporada 2001, en el cual los pilotos podían dar hasta 12 vueltas en una clasificación de una hora de duración.