Russell, feliz con las prestaciones mostradas en su primera temporada

Russell durante la pretemporada. Foto: Williams Racing.

George Russell está feliz con el rendimiento que ha mostrado en esta temporada 2019. El piloto británico ha debutado en el Gran Circo este mismo año y ha dejado una muy buena imagen, pese a haber sido el único piloto que por el momento no ha logrado ni un solo punto en el Mundial.

El británico cree que ha cumplido los objetivos que se puso al comienzo de temporada. Él no sabía cómo iba a ser la Fórmula 1 y asegura que esta temporada de debut ha sido una gran experiencia. Reconoce que ha vivido momentos buenos y momentos malos y que ha aprendido mucho de ambos, en especial, de los malos.

“Creo que he cumplido con mis expectativas de pretemporada. Toda la montaña rusa de la Fórmula 1 en sí misma, no estaba 100% seguro de qué esperar, pero estoy muy contento con cómo ha ido la temporada, en general. Desde los buenos momentos hasta los momentos más difíciles, creo que no cambiaría nada en absoluto”.

Russell ha tenido que lidiar con un Williams muy poco competitivo que ha copado las dos últimas plazas de la parrilla durante toda la temporada. Pese a ello, ha luchado con todo durante todo el año y además ha sido el único piloto que por el momento ha superado a su compañero de equipo en todas las clasificaciones.

“Especialmente en los momentos más difíciles, he aprendido mucho y, en general, estar en la posición en la que he estado al final de la parrilla nos ha dado una oportunidad y a mí me ha dado la oportunidad de explorar un poco más y estar bajo el radar. Espero que eso me ayude en los años venideros, cuando deberemos estar en la lucha”, ha declarado Russell.

Russell asegura que desde Australia el equipo ha dado grandes pasos adelante que han ayudado a mejorar el coche. Pese a no haber podido luchar contra los equipos en la mayoría de las carreras, es positivo que el equipo haya mejorado. Esta mejoría da esperanzas al británico de cara al próximo año, en el que espera luchar al menos con los equipos de la parte baja de la zona media. Es decir, lo que fue capaz de hacer tanto en Mónaco como en Hungría esta misma temporada.

“Definitivamente ha mejorado mucho sólo en el lado de la manejabilidad de las cosas. Desde dentro, es definitivamente un coche más bonito para pilotar. Obviamente, siempre es bastante complicado dar grandes saltos hacia delante para cualquier equipo, pero creo que las bases que tenemos ahora son realmente positivas para el año que viene”.

“Tengo fe en que podremos estar luchando probablemente en la parte baja de la zona media, pero espero que lo hagamos mucho más de lo que lo estamos haciendo en este momento”, ha expresado Russell para finalizar.

Por el momento, Williams tan solo ha confirmado a Russell para la temporada 2020. Tras el anuncio de marcha de Robert Kubica, queda un asiento libre en la escudería de Grove, el cual todavía no tiene un dueño. Eso sí, muchos rumores apuntan a que Nicholas Latifi será el segundo piloto del equipo el próximo año.