La FIA llega a un acuerdo con Ferrari sobre su motor del 2019

La FIA
El Ferrari en Abu Dabi (Fuente | Scuderia Ferrari)

Una de las grandes polémicas de la temporada 2019 de Fórmula 1 afectó a Ferrari. Los de Maranello sorprendieron, especialmente tras el parón veraniego, con una potencia superior en su motor. Esto les permitía rodar considerablemente más rápido que los demás en recta. Una vez finalizado el año, la FIA decidió investigar a fondo esa unidad de potencia y alcanzar un acuerdo con la escudería.

El pasado viernes cuando la pretemporada ponía su punto y final, la FIA lanzaba un comunicado en el que explicaba lo sucedido. Además, recalcaban que se mantendría en secreto los términos de dicha investigación y lo acordado con Ferrari.

«La FIA anuncia que, tras investigaciones técnicas, se ha concluido el análisis de la unidad de potencia de la Scuderia Ferrari y se ha alcanzado un acuerdo con el equipo. Dicho acuerdo quedará entre las partes. La FIA y la Scuderia Ferrari han acordado un número de compromisos técnicos que mejorarán la monitorización de todas las unidades de potencia para las próximas temporadas así como asistirá a la FIA en otras labores de regulación en Fórmula 1 y en la investigación sobre las emisiones de carbono y combustibles fósiles», versa el texto.

Tras este comunicado las dudas asaltan debido a las pocas explicaciones que se dan en él. Lo cierto es que los equipos denunciaron que había algo ilegal en ese motor. Se apuntó a una utilización del aceite para aumentar la potencia y a un uso de más carburante que el permitido. En el GP de Estados Unidos se emitió una directiva técnica que prohibía el uso de gasolina para estos fines y obligaba a que todo el flujo de combustible pasara por el sensor homologado. No obstante, no encontraron nada ilegal en el Ferrari.

Cabe la posibilidad de que en esta investigación no se haya encontrado nada que sea ilegal, pero tampoco se haya podido asegurar que la unidad de potencia sea completamente legal. Puede ser por ello que el acuerdo alcanzado ha quedado simplemente entre la FIA y el equipo. Otra opción es que hayan pasado por alto alguna irregularidad. Todo ello a cambio de la colaboración de Ferrari en el desarrollo de motores que no emitan carbono. También, en investigar una mejor forma de medir el flujo de combustible. Sea como fuere se ha fijado una línea a seguir a partir de este 2020 para evitar que algo así vuelva a suceder.

1 Trackback / Pingback

  1. EL DEBATE | ¿Ha manchado Ferrari la imagen de la Fórmula 1? - MotorTime

Los comentarios están cerrados.