Racing Point afirma que la FIA visitó su fábrica para investigar el RP20

Racing Point en los test de Barcelona | Fuente: @RacingPointF1

Una de polémicas de la pretemporada 2020 de la Fórmula 1 surgió en torno a Racing Point y su nuevo monoplaza, el RP20. El diseño del coche, muy parecido al del Mercedes, hizo sospechar al resto de los equipos por si se había producido alguna irregularidad. De este modo, Andrew Green, director técnico del equipo, ha informado que la FIA visitó la fábrica de Racing Point para ver que no había nada ilegal.

Antes de que estallara la crisis del coronavirus, la Fórmula 1 disputó en Barcelona la habitual pretemporada, donde los equipos enseñan, por primera vez, todas las características de sus coches. En la del 2020 surgieron dos polémicas: el sistema DAS de Mercedes y el diseño del Racing Point. En el caso de estos últimos, han visto como la mirada de todos los equipos de la zona media se situaban sobre ellos. De esta manera, la FIA tomó cartas en el asunto.

«No sabemos cual es el motivo por el que protestan el resto de los equipos. Integrantes de la FIA vinieron a nuestro  fábrica y miraron todo los diseños del coche. Incluso compararon los esquemas del Mercedes del año pasado y los nuestros. Como es sabido, no encontraron nada ilegal», ha declarado Andrew Green para Motorsport.com.

Al RP20 se le conoce, de forma vulgar, como el Mercedes Rosa, debido al evidente parecido de diseño. Además, Green no desmiente esta similitud. «Puede ser muy parecido, pero no es igual. Entonces, no hay nada que protestar», ha matizado.

Como han indicado en otras ocasiones, el cambio de diseño se debió a la búsqueda de un nuevo concepto que les hiciera más competitivos. Por lo tanto, en Mercedes estaba la cuestión. «Fue una manera de optimizar lo que estábamos comprando a Mercedes. Nos dijimos: ¿por qué luchar contra ambos conceptos? ¿por qué no juntarlos y optimizar el concepto?», ha indicado Green.