Scott McLaughlin consigue la tercera victoria de la temporada; Power acaricia el título

Scott McLaughlin gana el Gran Premio de Portland | Fuente: Penske Entertainment Corp.

Tercera victoria de Scott McLaughlin durante esta temporada. Mantiene vivas sus opciones para ganar el campeonato, pero a 41 puntos de Will Power, que se mantiene líder y es el gran candidato para alzarse con el título en Laguna Seca.

Salida bastante limpia en el circuito de Portland, nada que ver con lo del año pasado. Alex Palou comenzó mal, perdiendo la cuarta posición a favor de Patricio O’Ward. El único incidente que hubo en la salida fue una breve salida de pista por parte de Romain Grosjean luchando con Kyle Kirkwood.

También empezó mal Josef Newgarden. Tomó la salida en octavo lugar, por la sanción de motor, y en ocho vueltas era undécimo. Will Power tiró de calculadora dejando pasar a Christian Lundgaard en la segunda posición. Scott McLughlin empezó a tirar y sacó tres segundos al rookie, aunque con el paso de las vueltas el equipo le pedía calma.

Romain Grosjean fue de los primeros en pasar por boxes, solo con catorce vueltas completadas, para montar la goma dura y una estrategia clara a tres paradas. Lo mismo para Scott Dixon, Kirkwood, Jack Harvey o Newgarden. En definitiva, los pilotos que salieron con la goma dura adelantaron su parada.

No tardó mucho Palou en pasar por boxes, se mantuvo con el compuesto más blando. Su parada fue algo lenta y no pudo conseguir el undercut sobre O’Ward. Al completar la decimoctava vuelta, Power entraba a boxes. McLaughlin alcanzó a la cola de la carrera y es cuando entró en boxes, se mantuvo por delante de su compañero de equipo. De los líderes, solo quedaba por entrar Lundgaard y al repostar tuvo problemas, ya que la manguera tardó en salir. Perdió el segundo puesto.

Con todo el baile de paradas, Newgarden llegó hasta el sexto lugar con la goma blanda, por lo tanto, acertó en entrar pronto. Palou se quejaba de falta de agarre con sus gomas traseras y de ahí que perdiera la posición con el piloto de Penske. No iba a ser la única mala noticia para el español, ya que también vio como Graham Rahal le superaba.

No podía perder más tiempo, por lo que entró en boxes para montar una goma dura. Muchos pilotos pasaron por la calle de boxes de nuevo, como Newgarden y Scott Dixon. También tuvieron que adelantar su parada Lundgaard y McLaughlin. En este segundo stint, la goma blanda no le fue bien a nadie.

Palou continuaba con los problemas, ya con la goma dura, siendo superado por Dixon, Herta y Rinus VeeKay cayendo a la undécima plaza. Con 59 vueltas disputadas, Simon Pagenaud entraba en boxes y sus mecánicos le tuvieron que llevar al garaje. Vueltas más tarde el que tuvo que decir adiós a la carrera fue Conor Daly, con problemas en el tanque de combustible.

El gran baile de paradas llegó tras la vuelta 78. Lundgaard caló el coche en la salida, pero eso no lo pudo aprovechar Palou, se mantuvo por detrás. Los cinco primeros entraron a la calle de boxes a la vez. McLaughlin se mantuvo líder seguido de Power, O’Ward y Newgarden.

A falta de 27 vueltas, Veekay provocó un accidente cometiendo un error garrafal. Estaba superando a Jimmie Johnson en recta principal, antes de llegar a la primera curva se abrió e impactó con el Chip Ganassi del Campeón de la NASCAR. Tuvo un fuerte golpe contra el muro, pero pudo salir del coche sin lesiones.

En la resalida, contra todo pronóstico, Power defendía la segunda posición ante un O’Ward que se tiró con todo en la primera curva. Dixon aprovechó el caos y escaló a la cuarta posición desde la sexta. Palou no tenía ritmo, claramente, perdiendo dos posiciones en esta resalida. Dirección de carrera ordenó a O’Ward dar la tercera posición a Dixon, por bloquearle en pista tras el toque con Power.

Newgarden también empezaba a perder posiciones, noveno a falta de 17 vueltas. Lundgaard estaba haciendo una gran carrera, intentó pasar a Alexander Rossi por la séptima posición, se pasó de frenada en la curva uno y quedó enganchado uno de los paneles de publicidad. Tuvo que entrar a boxes para que sus mecánicos lo retiraran.

En las vueltas finales, Power parecía alcanzar a McLughlin, pero solo fue un espejismo. El portador del #3 del equipo Penske se llevaba la victoria en Portland, totalmente merecida, dominando durante las 110 vueltas a este trazado. Power y Dixon completaron el podio. Esto en la clasificación queda de la siguiente manera. Power mantiene el liderato con 20 puntos sobre Dixon y Newgarden, quien finalmente vio la meta en octavo lugar. A 39 puntos queda Ericsson y McLaughlin a 41. Matemáticamente, Palou y O’Ward se quedan fuera de la lucha, precisamente los dos que se jugaron todo al final del 2021.

El Gran Premio de Monterrey, que se disputa en el circuito de Laguna Seca, tendrá lugar dentro de siete días, es decir, el 11 de septiembre a partir de las 21:30 CEST. ¡Os lo contaremos!

Acerca de Jaime Chico 4487 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.