Gasly, duro con la FIA por una grúa en pista: «Podría estar muerto ahora mismo»

Gasly
Pierre Gasly en Japón | Fuente: Getty Images

Pierre Gasly ha sido muy contundente con la escena de la grúa en mitad del circuito de Suzuka. El piloto francés cree que la FIA ha arriesgado su vida y tiene mucha suerte de estar a salvo.

El Gran Premio de Japón de Fórmula 1 ha comenzado con lluvia y con muy baja visibilidad. Carlos Sainz ha sufrido un accidente en la primera vuelta y varios pilotos han estado cerca de llevárselo puesto, incluso el propio Gasly se ha llevado por delante un cartel que se ha desprendido de la zona de las protecciones.

Lo realmente peligroso ha ocurrido cuando una vuelta después, una grúa ha entrado en la pista para retirar el monoplaza de Sainz. El error de la FIA ha estado en permitir que la grúa entrase al circuito bajo coche de seguridad —la bandera roja ha ondeado después— y cuando los monoplazas todavía no estaban agrupados. Como es evidente, este incidente ha recordado mucho a lo que ocurrió con Jules Bianchi hace justo ocho años en Suzuka.

«Perdimos a Jules hace ocho años en condiciones similares por una grúa en la grava. No entiendo como ocho años después, en condiciones similares, todavía podemos ver una grúa, ni siquiera en la grava, sino en el asfalto. No es respetuoso con Jules, con su familia, sus seres queridos ni con todos nosotros. Fue un incidente dramático y ese día supimos que no queremos ver ningún tractor en este tipo de condiciones», ha argumentado Gasly en declaraciones que recoge The-Race.

Es cierto que Pierre superaba la velocidad permitida en ese momento, pues rodaba a 200 km/h. El francés ha sido sancionado con un drive-through tras reconocer que iba «demasiado rápido», pero argumenta que si hubiera impactado contra la grúa, el desenlace hubiera sido fatal para él.

«Si hubiera perdido el coche de una manera parecida a como lo perdió Carlos en la vuelta anterior… Estaba yendo a 200 km/h, pero eso ni siquiera importa, si estaba yendo a 100 km/h y me encontré con una grúa de 12 toneladas. Si la hubiera golpeado, estaría muerto ahora mismo«, ha argumentado.

«Estoy extremadamente agradecido de que todavía estoy de pie y voy a poder llamar a mi familia esta noche. Todavía voy a poder llamar a mis seres queridos y no ha pasado nada. Realmente, por el bien de todos los pilotos, espero que sea la última vez que veamos una grúa y asumamos un riesgo tan innecesario para todos. Arriesgar mi vida por un minuto, no creo que sea aceptable«, ha añadido para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1785 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.