La importancia de la retroalimentación de pilotos y observación del rival con los nuevos Gen3

Los coches de Jaguar en los test | Fuente: Formula E

Los test de la nueva generación (la tercera) de la Formula E empezaron el pasado 13 de diciembre en el circuito valenciano Ricardo Tormo. Esta nueva generación viene con una velocidad máxima mayor, chasis más ligero, sin frenos traseros y una potencia mayor.

Estos test pretemporada son clave para probar el nuevo monoplaza, desarrollado desde cero y ver cuales son sus fortalezas y sus debilidades. Además, será el único momento, a excepción de los fines de semana de carrera, en el que todos los coches rodarán juntos. Esto es de vital importancia ya que además de las pruebas en el monoplaza de cada equipo, los técnicos se fijan e inspeccionan el resto de coches de la parrilla en busca de piezas o diseños que puedan mejorar lo que ya tienen sobre la pista. Así lo cuenta Phil Charles, director técnico de Jaguar, para la web de la Formula E.

“Valencia siempre es una semana importante y llena de acción. Todavía sigues construyendo e integrando cosas en el coche. Es la primera vez que tienes dos coches en pista y el grupo de ingeniería debe trabajar en equipo. “Es una semana importante porque tratas de sacar el máximo rendimiento del coche y compararte a la vez con el resto de equipos. Durante los test todos estamos mirando por la valla viendo qué hay diferente en el resto de coches y si lo podemos replicar y que nos funcione a nosotros. Es una evolución constante”, añadía el director técnico de Jaguar.

Además de la importancia de probar los coches, los pilotos tienen un papel crucial, pues son los que transmiten las sensaciones del coche en la pista. En un caso como este, donde hay un cambio de generación, es clave poder comparar las reacciones del coche antiguo con la nueva especificación.

En este caso, Jaguar parte con ventaja, pues ha sido el único equipo en mantener a sus dos pilotos, Bird y Evans. Los pilotos ayudan a diseñar el coche. Aportan sus comentarios para que los ingenieros adapten el coche. Hay que estar en sintonía con los pilotos cuando nos dan comentarios. Mantener a los pilotos del año pasado nos ayuda a trabajar en la misma dirección. Además, sabemos qué necesitan para hacer un coche rápido y ellos saben qué necesitamos para seguir mejorando el coche».

“Estamos muy contentos con nuestros pilotos. En la temporada anterior nos dieron la mayor cantidad de puntos hasta la fecha. Trabajan muy bien juntos, así que ¿por qué cambiar? Sobre todo cuando hay un cambio significativo en los coches», finalizaba Phil Charles.