Wolff se muestra muy cauteloso e invita a fijar unas expectativas realistas para Mercedes

Toto Wolff | Fuente: Getty Images

El equipo Mercedes tuvo, sin duda, en 2022 una temporada peculiar. Los alemanes vivieron una montaña rusa de emociones, con más bajadas que subidas. El inicio de la temporada solo trajo problemas para los de Toto Wolff.

Los gravísimos niveles de porpoising que desarrolló el W13 provocó que, en la fábrica, dedicasen la mayor parte del tiempo a solucionar problemas, en vez de a mejorar el rendimiento. Sin embargo, el incansable trabajo en Brackley y Brixworth llevó al equipo a dar un paso al frente en la recta final del curso pasado llegando a conseguir un doblete en Brasil.

Desde aquella carrera han pasado más de dos meses de periodo invernal. Durante este tiempo, en Mercedes han tenido la oportunidad o el deber de evaluar el monoplaza y arreglar las zonas más críticas. Además las palabras de Wolff en su día, apuntaron hacia un cambio de concepto en el W14. 

Sin embargo, a estas alturas de la historia y tras un largo invierno, Wolff ha dado un paso hacia atrás en sus afirmaciones y ha sugerido que el equipo seguirá con un diseño similar al de 2023 sin sorpresas. El líder del equipo alemán está convencido de que en el W13 todavía queda un gran potencial por exprimir.

Pese a ello y tras el gran final de temporada, Wolff quiere quitarle importancia a las expectativas. De hecho, el austriaco afirma que su equipo seguirá detrás de Red Bull y que acercarse a ellos será un gran reto. «No tenemos ninguna duda de que, cuando empiezas con medio segundo de desventaja, va a ser difícil alcanzar a grandes escuderías como Red Bull o Ferrari. Dicho esto, estamos muy decididos a hacerlo. Pero tenemos que fijar nuestras expectativas en un nivel realista», comenta Wolff, según recoge Motorsport.com.

No obstante, pese a haber realizado un gran trabajo este periodo invernal, Toto asegura que la realidad empezará a conocerse una vez arranquen los test. «Estamos trabajando duro para poner en pista un coche que haya solucionado todo eso. Pero sólo veremos cuando empiecen los test si hemos desbloqueado el potencial que creemos que siempre ha estado en el monoplaza. Creo que hemos entendido cómo nos quedamos atrás, dónde están las deficiencias y dónde tenemos lagunas de comprensión», afirma Wolff.

Lewis Hamilton luchando con Max Verstappen durante el Gran Premio de Brasil de F1 de 2022 | Fuente: Getty Images

Sin duda alguna, el objetivo del equipo Mercedes tiene que basarse en evitar los errores que cometieron al inicio de 2022 y que les llevó varios meses solucionar. Durante gran parte de la temporada estuvieron desaparecidos en la cabeza de carrera y muy por detrás de sus grandes rivales. Sin embargo, gracias al gran trabajo de las fábricas, se introdujo un paquete de mejoras en Estados Unidos y volvió a mostrar al equipo que todos esperaban en el inicio del curso.

De este modo y con el 2022 todavía muy presente, Wolff espera que puedan mezclarse con la cabeza de carrera desde el inicio de 2023. Cree que esa situación les daría la base para seguir avanzando. «Si rendimos como esperamos, nos gustaría formar parte de la cabeza de carrera en todos los grandes premios», añadió en sus declaraciones. «Creo que ése sería el punto de partida».

Sin embargo, no quiere dar nada por hecho antes de ver a todos los monoplazas en pista. Además según los datos del 2022, cree que la pendiente de mejora y desarrollo del equipo Mercedes puede ser mayor que la de los rivales. «Creo que hay tanto potencial todavía dentro de nuestro coche, dentro del concepto, de la forma en que conducimos el coche… Tal vez nuestra pendiente de desarrollo puede ser más pronunciada en los próximos meses», sentenció.