Kubica afirma que volverá «más como un rookie» en 2019

Kubica a bordo del Williams en los test de España | Youtube

Tras la confirmación de que Robert Kubica sería piloto de Williams este 2019, el polaco ha estado en muchos titulares de la prensa del motorsport. Puede que estemos ante uno de los mayores ejemplos de superación en el deporte y en el automovilismo en general. Pero, ¿cómo afronta el polaco su vuelta a la categoría reina?

A comienzos de 2011, Kubica sufría un grave accidente de rally el cual le causó graves lesiones en el brazo. Tras este grave incidente, el polaco se vio obligado a dejar los circuitos en lo que parecía ser una retirada definitiva de los monoplazas. A un lado dejaba su contrato en 2011 con Lotus Renault y su posibilidad de fichar por Ferrari en 2012. En su lugar comenzaba un duro proceso de recuperación para volver a las pistas.

Robert Kubica en su BMW Sauber | Wikipedia Commons

Esta rehabilitación dio sus frutos en 2017, donde volvía a los mandos de un monoplaza de F1 con Renault, en Valencia. Esto derivó en una participación de Robert Kubica en los test de verano en el Hungaroring, en donde quedó en 4ª posición con un total de 142 vueltas.

Después de esta sorprendente actuación, muchos equipos se fijaron en él de cara a un retorno a la F1. Fue el equipo Williams quien le acogió como piloto reserva, sustituyendo al escocés Paul Di Resta. En Barcelona se estrenó a los mandos del Williams, en donde fue más rápido que sus compañeros (Lance Stroll y Sergey Sirotkin).

Anuncio de Kubica como piloto reserva de Williams | Twitter: Williams

Con la marcha de Stroll a Racing Point y la no-renovación de Sirotkin dos asientos quedaban libres. El primero sería para George Rusell, y el segundo lo obtendría el polaco, tras un tiempo de incertidumbre por la posible presencia de Esteban Ocon en un cliente de Mercedes.

Pero no es nada fácil volver a una categoría en la que no compites desde hace 8 años (el Gran Premio de Abu Dhabi del 2010 es su última carrera a día de hoy), y por ello su mentalidad debe de estar preparada para ello. La Formula 1 ha cambiado mucho desde 2010: motores híbridos, nuevos neumáticos, nueva reglamentación aerodinámica…

Kubica en 2010 | Imagui

Una Formula 1 a la que no sabemos cómo se adaptará el polaco, por lo que tendrá que empezar casi de cero. De primeras reconoce que «es un honor estar entre los 20 pilotos de F1», pero que es un gran reto para él. Además ha declarado que tiene «los pies en el suelo» y sabe «el gran desafío que tiene por delante».

Puede que no veamos al mismo piloto que nos deleitaba con actuaciones memorables, pero si vamos a tener que echar un ojo al polaco para ver cómo evoluciona a lo largo de la temporada.