La vida secreta de Mario Isola

Foto: F1.

Mario Isola, actual jefe de la empresa suministradora de neumáticos de la Fórmula uno, Pirelli, ha revelado su vida privada. El italiano además de ser el líder de Pirelli trabaja como voluntario en su país, en Italia. Cuando Isola acaba su trabajo en Pirelli a las siete de la tarde no se dirige a su casa a descansar sino que se marcha al otro lado de su ciudad natal para trabajar voluntariamente como conductor de ambulancia y como paramédico.

Isola es una de las miles personas que se ofrecen voluntariamente para brindar un papel vital que ayuda a fortalecer el servicio médico de Milán. Es un trabajo duro, de diez horas pero el propio jefe de Pirelli afirma que se siente muy feliz tratando de ayudar a las personas que están sufriendo.

El jefe de Pirelli ha hablado sobre su segundo trabajo: «Es una elección, no soy un héroe. Es una gran familia. Somos 140 voluntarios en mi asociación y no somos uno de los más grandes, en realidad es uno de los más pequeños. Ustedes hacen grandes amigos y tienen muchas experiencias difíciles juntos. A veces, es posible que lo llamen para ver a un anciano que no puede dormir porque tiene dolor de estómago. Otras veces, podría ser un accidente automovilístico en el que murieron jóvenes. Pueden ser situaciones muy difíciles y une a las personas. Te das cuenta que en segundos, tu vida puede cambiar».

El italiano, lleva ya 30 años trabajando como voluntario: «Me encanta hacerlo. Es una actividad que te abre los ojos y te das cuenta de que hay algo diferente en el mundo que no es solo la F1 o el deporte del motor. Ayuda a reforzar la idea de que tengo suerte. Crecí en una buena familia, tuve oportunidades».

Tradicionalmente, los voluntarios se comprometen a una noche por semana, todas las semanas, pero los compromisos de Isola en la F1 significan que no puede hacerlo. Así que compensa lo mejor que puede haciendo una serie de turnos durante la temporada baja de la F1, por lo que este año hizo una carrera en Navidad, y participó cuando es práctico durante la temporada.

Isola afirma que esto es un segundo trabajo para él: «Comencé cuando tenía 18 años porque tenía algunos amigos que lo hacían. En Italia puedes hacerlo como voluntario pero obviamente tienes que seguir el entrenamiento y tienes que pasar el examen. Cada año, tenemos una nueva formación para actualizar nuestras habilidades. Es un segundo trabajo, diría yo».

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*