Abiteboul, frustrado por los problemas de fiabilidad del RS19

Ricciardo y Hulkenberg durante el GP de Baréin | Fuente: @RenaultF1Team

Los problemas de fiabilidad de Renault provocaron, una vez más, un Gran Premio de Baréin para olvidar en la escudería del rombo.

El Gran Premio de Baréin terminaba bajo la tutela del Safety Car tras el doble abandono de ambos Renault, el de Hulkenberg y el de Ricciardo, durante las últimas vueltas.

Ambos pilotos estaban en los puntos, pero este hecho hizo que la escudería francesa se fuese de vacío de tierras árabes, situándose en sexto lugar en el campeonato de constructores, un resultado muy lejano a las expectativas que el equipo generaba antes de empezar la temporada.

Pero, a parte de esta falta de fiabilidad, parece ser más preocupante el hecho de no ser claramente el cuarto equipo de la parrilla.

Ni Ricciardo ni Hulkenberg, una de las mejores parejas de pilotos de la parrilla, se clasificaron para Q3 en Shakir, lo que pone de manifiesto los problemas de rendimiento del monoplaza amarillo y negro.

El propio Cyril Abiteboul ha admitido los problemas de Renault: “Hemos tenido un comienzo muy malo.Ha sido similar a Melbourne. Nuestra clasificación estuvo muy comprometida por problemas eléctricos menores en ambos coches. Nuestra carrera llegó a su final súbitamente cerca del final. Son problemas que nos encontramos anteriormente, pero que no hemos podido rectificar en Baréin”, admitió.

La fiabilidad del motor Renault lleva un tiempo en entredicho, sobre todo tras las críticas de Red Bull, que propiciaron el cambio de motorista para la temporada 2019.

Estos problemas son cada vez más frustrantes e inaceptables, ya que ambos coches han mostrado una competitividad muy buena, tanto a una vuelta como en las tandas de carrera. El equipo debe reaccionar y centrarse en la fiabilidad”, señaló.

“El equipo le dijo al piloto que apagara el motor y el sistema eléctrico, y que saltara del coche. También se le dijo que no lo tocara. Los comisarios apuntaron que es un procedimiento normal de seguridad en dichas circunstancias para evitar una potencial electrocución«.

«El piloto sintió que podría ser peligroso intentar colocar el volante”, concluyó en relación a un asunto que también ralentizó la retirada del vehículo de la escapatoria, propiciando que la carrera terminara con el coche de seguridad en pista».

Esto explicaría la rápida salida de Ricciardo del coche, que no se retiró a tiempo por los comisarios del Gran Premio.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*