Dimitry Mazepin interesado en Williams

Williams Racing en los test de Bahrein - Fuente: www.williamsf1.com

El empresario ruso Dmitry Mazepin, padre del piloto Nikita Mazepin, está negociando la posible compra del equipo de Fórmula 1, Williams.

Las negociaciones entre Dmitry Mazepin, el principal propietario de la compañía rusa Uralkali y el padre del piloto de Fórmula 2 Nikita Mazepin, y los representantes de Williams ya han comenzado. La información sobre esto se filtró en los días del Gran Premio de China y lo publica la versión rusa del medio Motorsport.com.

En el verano del año pasado, Uralkali ya actuó como uno de los compradores de Force India, cuando el equipo de Silverstone quedó bajo control externo. Pero la solicitud de la compañía fue rechazada y el nuevo propietario de la estructura se asoció con el padre de otro piloto Lance Stroll.

La noticia de la posible venta de Williams no es sorprendente, dada la situación técnica y financiera del equipo británico, que está experimentando el peor período en la Fórmula 1 de su historia. En 2018, fue la última en constructores, y en la temporada 2019 su posición solo empeoró después de la partida del director técnico Paddy Lowe.

Mazepin, padre e hijo – Fuente: www.nikitamazepin.com

El hijo del empresario, Nikita Mazepin, actualmente no tiene la SuperLicencia y no le da derecho a competir dentro de la Formula 1. Tiene 21 puntos por actuaciones en Fórmula 3 y GP3. Esta cantidad no es suficiente, para eso necesita 25 puntos.

Para obtener la Súper Licencia, Nikita debe terminar la temporada en F2, donde representa ART, entre los cinco primeros. De acuerdo con los resultados de la etapa de debut en Baréin, el corredor no ganó puntos y se ubicó en el puesto 16 en la tabla intermedia.

Desde 2016, el ruso participó varias veces en las pruebas oficiales de la F1, después de pasar un total de ocho días al volante del antiguo Force India. La última vez que Mazepin pilotó el equipo de Fórmula 1 fue el 1 de agosto del año pasado, poco antes de que el equipo cambiara de dueño.

Solo cabe esperar que pasará en los siguientes meses con la situación de Williams y el empresario ruso.