Previa GP Azerbaiyán 2019: ¿Una nueva carrera loca en Bakú?

Salida del Gran Premio del pasado año. Foto: Getty Images.

La Fórmula 1 llega a Azerbaiyán, al circuito callejero de Bakú. Un trazado que siempre ha contado con carreras realmente locas, las dos anteriores fueron épicas y los aficionados quieren que esta tercera vuelva a serlo. Mercedes llega a esta cuarta prueba a la cabeza y tratará de conseguir su cuarta victoria en cuatro carreras, para así seguir dañando la moral de una Ferrari que está muy tocada. Una vez más la zona media parece que estará muy apretada.

Antecedentes

La carrera de 2017 fue una auténtica locura de principio a fin. Estuvo marcada por el golpe de Vettel a Hamilton bajo el Safety Car y por la bandera roja provocada por los restos de coche que quedaron en la pista tras el accidente de Hülkenberg. Daniel Ricciardo fue quién ganó la carrera tras la sanción a Vettel y la parada extra de Hamilton para poder colocar bien el reposacabezas (que se movió tras el golpe de Sebastian). El podio lo completaron Bottas y Stroll, el único podio hasta ahora del canadiense en Fórmula 1.

En 2018 la locura llegó en el tramo final, con el accidente de los dos Red Bull en la vuelta 40. Tras ello, salió el coche de seguridad que hizo que le tocase la lotería a un Bottas que aún no había parado. Sin embargo, cuando lideraba sufrió un pinchazo y se vio obligado a abandonar. Su compañero Hamilton fue quien se llevó la prueba tras aprovechar el error cometido por Vettel en la resalida. Raikkonen fue segundo a pesar de haber caído a la última plaza en la primera vuelta y Sergio Pérez completó el podio.

Mercedes buscará seguir mandando

Los de Brackley han logrado tres victorias en tres carreras y si no es suficiente, han ocupado el primer y el segundo escalón del podio también en todas ellas. Los de Toto Wolff llegan en un buen momento y buscarán repetir victoria en Bakú. Ferrari y Red Bull tratarán de impedir la sexta victoria de forma consecutiva de Mercedes (contando las dos últimas de 2018). Los italianos confían en su gran velocidad punta en las rectas mientras que los austriacos contarán con una mejora en su motor Honda que les podría permitir estar a la altura de los dos mejores en clasificación.

Tanto Ferrari como Red Bull necesitan una victoria lo antes posible para recuperar la confianza y poder luchar por ser campeones del mundo. Su objetivo es muy claro: impedir que Mercedes levante su sexto campeonato del mundo de forma consecutiva, lo que les permitiría superar a Ferrari a principios de la década del 2000.

Verstappen y Vettel no guardan buenos recuerdos de este circuito, ya que sobre todo el año pasado vivieron momentos realmente malos. El holandés se tocó con su compañero de equipo y tuvieron un accidente que provocó el abandono de ambos. El alemán a pesar de haber hecho la pole perdió la carrera en la resalida tras haberse pasado de frenada cuando trataba de adelantar a un Bottas que le quitó el liderato por estrategia.

Leclerc, en cambio, sí que guarda un buen recuerdo, en este circuito consiguió sus primeros puntos en Fórmula 1, acabando sexto con un Sauber al que todavía le quedaba mucho por mejorar.

¿Cómo irán las cosas en la zona media?

Una vez más todo indica a que no habrá claro dominador en la zona media en este Gran Premio. Renault y Racing Point llegan con confianza tras haber cosechado un buen resultado en China con uno de sus pilotos mientras que el equipo Haas ha reconocido que han sido incapaces de solucionar sus problemas en cuanto a ritmo de carrera.

McLaren y Toro Rosso serán una gran incógnita, los ingleses confían en una carrera loca que les ayude a escalar posiciones (como el año pasado) mientras que los italianos contarán con una mejora en su motor. Alfa Romeo, se apoyará en Kimi Raikkonen para poder salir con puntos una vez más este año.