Campos Racing: una de cal y otra de arena

Campos Racing
Dorian Boccolacci en el GP de Mónaco (Fuente | Diederik van der Laan / Dutch Photo Agency)

Campos Racing tuvo un fin de semana agridulce en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 2 con resultados tanto positivos como negativos.

Tanto Dorian Boccolacci como Jack Aitken comenzaban de forma prometedora en los entrenamientos libres. El francés terminaba la sesión en séptima posición mientras que el británico lo hacía en la quinta. Sin embargo, la situación se empezó a complicar para el equipo en la sesión de clasificación. Boccolacci marcó un tiempo que le hizo ser décimo tercero, por delante de su compañero que clasificó décimo octavo.

En la carrera larga, las cosas se torcieron aún más para Aitken tras un toque que disminuyó su ritmo de forma notable. Finalmente y tras 36 vueltas, el británico retiraba su monoplaza. Mejor suerte corrió el piloto francés de Campos. Consiguió ir remontando hasta cruzar la línea de meta en una buena cuarta posición. En la carrera corta las tornas no cambiaron. Aitken logró terminar pero lo hizo fuera de los puntos ya que acabó décimo tercero. Boccolacci volvió a meterse en zona de puntos y finalizó en quinta posición.

Adrián Campos, presidente de Campos Racing, ha hecho balance del fin de semana en declaraciones recogidas por la web del equipo:

Nos marchamos de Mónaco con un sabor agridulce. Muy contentos por Dorian y por ver que el coche respondía en este circuito tan singular pero, por otra parte, Jack tuvo muchas dificultades desde la clasificación y no pudo seguir con la dinámica ganadora”.

Jack Aitken se ha mostrado decepcionado pero está con la mente puesta ya en la próxima carrera:

“No fue exactamente el fin de semana que estábamos esperando pero lo hicimos lo mejor que pudimos tras los problemas de la clasificación. En estas situaciones solamente te queda hacerlo lo mejor que puedas y mantenerte al margen de problemas. Demostramos tener buen ritmo y ahora nuestras miras están ya puestas en Paul Ricard, escenario de la próxima prueba”.

Si Aitken fue la cruz del Gran Premio, Dorian Boccolacci fue sin duda la cara. El piloto francés se ha mostrado feliz con el ritmo y los resultados obtenidos:

“Tuvimos la velocidad necesaria todo el fin de semana. ¡Desde los libres a la segunda carrera! Estoy feliz con este fin de semana, el equipo trabajó muy bien y logramos buenos puntos para el campeonato. Me siento cada vez mejor con el coche y yo mismo he mejorado. Necesitamos seguir así y conseguiremos nuestro primer podio pronto”.