Las debilidades de Ferrari aún sin resolver

Los pilotos de Ferrari acompañan a Lewis Hamilton en el podio de Montreal | Fuente: Sutton Images

La Scuderia insiste en que su ritmo ganador en el Gran Premio de Canadá no significa que hayan solventado las debilidades que achacan a los de Maranello en esta temporada.

Sebastian Vettel consiguió la Pole en el Circuito de Guilles Villeneuve, cruzando primero la línea de meta la jornada dominical. No obstante, este hipotético triunfo de los italianos se diluyó con la penalización de cinco segundos que le hizo caer a la segunda posición.

Tras un Gran Premio de Canadá que ha proporcionado un poco de optimismo al conjunto «rosso» sobre un monoplaza capaz de luchar con Mercedes, el máximo responsable de los de Maranello, Mattia Binotto, es tajante al afirmar que los principales problemas aún no han sido abordados convenientemente.

Concretamente, uno de los problemas que se ha afrontado, conseguir que los neumáticos funcionen a la temperatura correcta, no ha sido todavía resuelto. El equipo italiano cree que simplemente las características del trazado canadiense favorecieron a su coche a la hora de paliar sus defectos.

“Sabemos que es un circuito más de potencia. Se parece más a Baréin que a Barcelona”, expone Binotto. Recordemos que en el circuito de Shakir la montura italiana tuvo un grandísimo rendimiento de la mano de Charles Leclerc, al que sólo una avería mecánica le robó el triunfo en el trazado árabe. En cambio, en Barcelona ninguno de los coches rojos pudo subir a un escalón del podio.

“Intuíamos que en Canadá íbamos a estar más cerca de Mercedes, pero no sabíamos exactamente cuanto más”, expone el italiano. “El inicio del fin de semana fue complicado. Sin embargo, la mejora de la pista con el paso de los días, con mucho más agarre, nos ayudó de alguna manera a hacer frente a nuestros puntos débiles”.

“Pero no hay dudas que el coche es exactamente el mismo al que llevamos a España. No ha habido mejoras desde entonces, por lo que sus defectos perduran todavía. Así de simple”, confiesa Binotto, quien pretende dar una reflejo realista y detallado de la situación actual del equipo transalpino. Las primeras carreras han supuesto una gran desilusión y la presión mediática sobre ellos está siendo enorme.

“Necesitamos trabajar e intentar mejorar. Hay que seguir luchando, desafiarnos a nosotros mismos”, señala el máximo responsable de Ferrari. El conjunto italiano está trabajando en nuevos conceptos de partes de su coche, que se espera que ayuden a mejorar la gestión de los neumáticos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*