Takuma Sato se hace la escultura de su rostro para el Trofeo Borg-Warner como ganador de la Indy 500

Takuma Sato y William Behrends | Fuente: IndyCar

William Behrends es ya un icono de la IndyCar por ser el escultor del rostro de los ganadores de las 500 Millas de Indianápolis para colocarlo en el Trofeo Borg-Warner. Takuma Sato, el ganador de este año, ya tiene su escultura por segunda vez.

El piloto japonés se proclamó ganador de las 500 Millas de Indianápolis el pasado mes de agosto y, como ocurre con todos los ganadores, un escultor crea su rostro con arcilla a tamaño real para luego colocarlo en un tamaño reducido en el Trofeo Borg-Warner. Behrends es el profesional que realiza esta función desde 1990; su primera escultura fue la de Arie Luyendyk, ganador de la Indy 500 esa temporada.

En este sentido, Behrends ya ha esculpido el rostro de Sato, pues se proclamó ganador de las 500 Millas de Indianápolis por primera vez en 2017. Aún así, no es la primera vez que este escultor repite piloto, lo mismo le ha pasado con Juan Pablo Montoya o Helio Castroneves, entre otros.

Si bien es cierto que ha confesado que con Castroneves fue complicado porque era muy joven y ganó dos años consecutivos, entonces no había mucha diferencia de un año a otro.

“Hice a Takuma en 2017 y tengo esa imagen a tamaño que le hice en mi estudio, ni siquiera la he quitado. Todavía tengo que comparar las dos para ver cómo de diferentes son, es algo que aún no lo sé. Pero en esta escala hay que enfatizar mucho la expresión de alegría. Takuma tiene una gran cara. Tiene un rostro que le encanta a un escultor porque tiene una buena estructura ósea y una gran sonrisa. Espero también haber mejorado a lo largo de los años”, ha comentado Behrends en declaraciones para la web de la IndyCar.

Takuma Sato | Fuente: IndyCar

Sato ha confesado que esta recompensa es una de las más gratificantes tras ganar la Indy 500. Se ha mostrado un admirador de su trabajo y destaca los pequeños detalles en los que ha trabajado el escultor.

“Es bueno volver a ver su arte. Es una sonrisa más suave que la última vez. Hay tantos detalles en el trabajo de Will, que es muy impresionante. Ha hecho un excelente trabajo y todo el mundo parece estar realmente feliz“, ha añadido Sato.

Michelle Collins, directora de marketing y relaciones públicas de BorgWarner asegura que es importante para la marca que cada ganador tenga un escultura nueva, incluso aunque haya ganado la carrera recientemente.

“Una de las preguntas que más me ha sorprendido es: ‘Oh, dado que solo han pasado tres años desde la última vez que gano, ¿vas a reutilizar la misma cara? El hecho de que sea un ganador repetido y que hayan pasado algunos años no significa que la extraigamos de los mismos archivos y peguemos la misma cara. Merecen visitar a Will y en cuestión de unos años puede haber algunos cambios significativos en un rostro. Tal vez un poco más de edad o un peinado diferente. Es muy importante que reconozcamos eso”, ha apuntado para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1927 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.