El Toyota #7 marca el fin de una era; Molina, 3º en GTE-Pro

Toyota #7 en las 8 Horas de Baréin | Fuente: Toyota

El Toyota #7 se ha llevado la victoria en las 8 Horas de Baréin y, por tanto, también gana el Campeonato de Pilotos. En GTE-Pro, el Aston Martin #95 se ha proclamado campeón, a pesar de que el Aston Martin #97 y el Ferrari #71 llegaban con opciones. En GTE-Am, el título es para el AF Corse #83, tras los problemas que a última hora ha tenido el TF Sport #90. En LMP2 el título ya estaba decidido en favor del United Autosport #22; sin embargo, el JOTA #38 y el Jackie Chan #37 han protagonizado una intensa lucha por la victoria hasta el último minuto, que finalmente ha ido a parar para el #37.

Los dos Toyota salvaron la salida, sin incidentes con los LMP2, sobre todo con Paul Di Resta que quiso buscar un milagro con su United Autosports #22. El primer incidente vino provocado por Perfetti, a bordo del Team Project 1 #56, quien tocaba a Grimes, en el #62 de Red River. Como se esperaba debido al lastre del #8, Mike Conway abrió hueco con Sebastien Buemi, a la media hora de carrera se iba a los diez segundos.

https://twitter.com/FIAWEC/status/1327570260749389827

En LMP2, el liderato lo mantenía Paul Di Resta abriendo un hueco de cuatro segundos con André Negrao, a bordo del Signatech Alpine #36. En GTE Pro, Kevin Estre abría una brecha igualmente con Marco Sorensen. Mientras que en GTE Am, Salih Yoluc le arrebata la primera posición a Paul Dalla Lana.

El de Aston Martin cometió un error en la curva ocho intentando adelantar a Yoluc para recuperar el primer lugar. Trompeó y también perjudicó al #90 de TF Sport, ya que perdió el primer lugar con Ben Keating, quien estaba a bordo del Team Project #57 de Porsche.

Los dos Toyota se copiaron la estrategia en la primera parada, su jefe confirmó que iban a tener total libertad para luchar, como si fueran dos coches de marcas diferentes al adjudicarse el Mundial de marcas en Le Mans. Pero algo no salió bien, ya que Buemi se quejó por radio al volver a pista, aunque no dio detalles de la ocurrido y la ventaja aumentó a más de quince segundos cuando se mantenían en diez.

Cuando la carrera entraba en su primera hora, el coche de Miguel Molina entró en boxes, también lo hacían Estre y Sorensen. En GTE-Am, Dalla Lana se bajó del coche tras el error que cometió y le dejó su asiento a Ross Gunn. Mientras tanto, Perfetti y Yoluc protagonizaban una bonita lucha por la segunda plaza, pero el TF Sport #90 perdía ritmo y cayó hasta la cuarta posición. Llegaban los primeros relevos y los dos Toyota entraron a boxes al mismo tiempo: Kobayashi reemplazó a Conway en el #7, mientras que Harley se subió al #8 y se bajó Buemi. Cuando volvieron a la pista la distancia se mantenía entre ellos: 34 segundos.

En LMP2, el #22 perdió dos posiciones tras las paradas. De esta forma, el JOTA #38 estaba al frente, seguido por el Jackie Chan #37. A Hanson, que relevó a Di Resta, le decían por radio que tenía que adelantar en pista. Estaba a medio segundo del #37 y este, a su vez, a otro medio segundo del líder. Tanto el #37 como el #22 consiguieron adelantar a Roberto González, que cayó con el JOTA #38 a la tercera plaza.

La lucha por el título continuaba en GTE-Pro. Serra llevaba varios giros pegado al Aston Martin #97, hasta que le superó llegándose a tocar ligeramente. El #51 todavía tiene opciones de llevarse el título y de ahí su agresividad al adelantar para seguir la estela del #95, líder de la categoría. Miguel Molina quería adelantar también a Westbrook, pero no pudo pasar hasta que este no entró a boxes para hacer un relevo. Una vez que se completaron las paradas, volvieron a las posiciones habituales. Lideraba el Porsche #92; Thiim se subió al Aston Martin #95, Calado reemplazó a Serra en el #51, Martin a Westbrook en el Aston Martin #97 y, por último, Rigon cerraba GTE-Pro tras coger el relevo de Molina.

En LMP2 también se completaron todas las paradas y no se alteraron las posiciones. Hanson seguía segundo, cada vez más cerca de Ho-Pin Tung, que lideraba con el Jackie Chan #37. A pesar de lo cerca que estaba, no conseguía adelantarle. No fue hasta algunos minutos después cuando el #37 cometió un error y se fue por fuera en una curva; Hanson lo aprovechó para recuperar el liderato en LMP2. Le duró poco a Hanson, pues cometió un error y trompeó, lo que Ho-Pin Tung aprovechó para volver al frente y abrir un hueco de diez segundos.

https://twitter.com/FIAWEC/status/1327608620155072513

Justo antes de superar la tercera hora de carrera, salía a pista el primer Full Course Yellow porque había trozos de un coche en la pista. Los dos Toyota lo han aprovechado para entrar a boxes y hacer sus segundos relevos: Pechito López se ha subido al #7, mientras que Nakajima ha hecho lo propio en el #8. No tardó en volver la bandera verde a la pista y los dos Porsche aprovecharon para entrar a boxes para repostar. El #92 seguía al frente, mientras que el #91 cayó a la cuarta posición. Se vio superado así por el #51 de Calado y el #97 de Martin.

En GTE-Am, Dalla Lana volvió a subirse al coche y continuaba en la primera posición. Flohr tampoco tenía mayores problemas con el #54 en la segunda posición, pero la lucha estaba por detrás. Primero luchaban por esta plaza el #88 de Dempsey-Proton y el #86 de Gulf Racing. Finalmente fue Al Qubaisi quien ganó la batalla, mientras que Wainwright cayó a la cuarta, que no tardó en perderla en favor del #90 de TF Sport. Eastwood apretó y le arrebató la tercera plaza al #88.

Se mantenían las posiciones en LMP2, con Albuquerque al volante del #22 y Aubry en el #37. Se recuperó bastante bien el piloto portugués y recuperó el tiempo perdido tras el error que cometió Hanson. Llegados al ecuador de la carrera, aparecía más emoción. El Ferrari #51 rodaba segundo en GTE-Pro y Calado todavía tenía opciones de hacerse con el título; sin embargo, sufrió un pinchazo en el neumático trasero izquierdo al adelantar al #56 del Team Project 1, un coche que ni siquiera era de su categoría. El neumático se desprendió, junto con algunos trozos de goma y alguna parte del coche, quedaron debris en la pista y tuvo que salir el coche de seguridad. Más tarde, dirección de carrera sancionó al #51 con 10 segundos por causar una colisión.

https://twitter.com/FIAWEC/status/1327629344425041920

La parrilla se apretó y en la relanzada, Albuquerque fue uno de los más agresivos para intentar recuperar la primera plaza con Aubry. Los dos entraron pegados al pitlane para hacer sus relevos, el #37 frenó y el #22 le tocó por detrás. Así, cedieron su asiento a Stevens en el #37 a Di Resta en el #22. Completadas las paradas, el que se hizo con el liderato fue el Signatech #36, con Laurent al volante. El #37 cayó a la segunda plaza, el JOTA #38 mantuvo la tercera y el #22, que estaba haciendo una buena carrera, era cuarto. Dirección de carrera sancionó posteriormente con cinco segundos al #22 por causar una colisión.

En GTE-Pro, el Porsche #91 aprovechó que la parrilla era más compacta para pegarse al Aston Martin #98 y, cuando tuvo la oportunidad, le ganó a posición para seguir la estela del otro Porsche. Por detrás todo seguía igual. Donde si hubo muchos cambios tras el coche de seguridad fue en GTE-Am. Castelacci se hizo con el liderato, pero poco después se lo arrebato sobre la pista Barker con el Gulf Racing #86. Así, el Aston Martin #98, que había liderado durante prácticamente toda la carrera, se fue desinflando hasta caer a la última plaza.

En LMP2 seguía habiendo movimiento. El #37 de Jackie Chan le ganó la primera posición al #36, pero justo este se metió en boxes. Al mismo tiempo, De Vries adelantó a Di Resta. Con las paradas ya hechas, el JOTA #38, con Davidson al volante, se puso al frente, seguido del #37 y del #36. Van Der Garde estaba al volante del coche #29 del equipo holandés, por delante de Hanson con el #22. Las posiciones en esta categoría se han alternado durante buena parte de la prueba y a falta de una hora y media para el final se ha vuelto a poner al frente el #37, que se volvía a imponer sobre el JOTA.

Si bien en GTE-Am Picariello tenía una buena ventaja sobre sus rivales en la primera posición, la lucha era por la segunda: el #56 superó al #54 para intentar dar caza al líder, aunque la distancia era de 35 segundos. La mayoría de equipos hizo sus últimos relevos cuando faltaba en torno a una hora para el final: entre ellos, De Vries volvió al #29, Nakajima al #8 o Da Costa al #38. Daba un giro a última hora la categoría GTE-Am: el TF Sport #90 lidera el Campeonato, ha dominado todo el año, pero tenían que entrar a boxes para cambiar la pastilla de freno. En este momento, el #56 escaló a la primera plaza yl segundo clasificado en el Campeonato, el AF Corse #83, rodaba segundo en ese momento.

En GTE-Pro el Campeonato estaba decidido, salvo grandes sorpresas de última hora. El #95 rodaba quinto, pero era suficiente para ganar. El #51 estaba fuera de combate por un pinchazo y el #97 rodaba tercero, pero debía llevarse la victoria para tener opciones. Sin embargo, tuvieron un problema a falta de 45 minutos para el final de la carrera y el #97 tuvo que meterse al box. Tardó apenas unos minutos en volver a pista, lo que benefició a Miguel Molina, ya que el Ferrari #71 escaló a la tercera plaza.

LMP2 era la única categoría en la que la victoria no estaba decidida a minutos de terminar. Si De Vries y Laurent protagonizaban una bonita batalla por la tercera plaza, Da Costa y Aubry no eran menos luchando por la victoria. El Signatech #36 tuvo que entrar a boxes para hacer su última parada a falta de diez minutos para el final, por lo que De Vries respiraba tranquilo. Por delante, Aubry sorprendió a Da Costa y le tiró el coche a Da Costa a falta de ocho minutos para el final. Le pilló por sorpresa y aunque ambos se tocaron ligeramente, el #37 se puso primero. Da Costa se resistía a perder la posición, pero finalmente ha sido Aubry el que ha cruzado la línea de meta en primera posición.

El #92 de Porsche se ha llevado la victoria en GTE-Pro, pues ha dominado prácticamente durante toda la carrera, con un doblete del equipo con el #91 segundo. Justo por detrás ha terminado el Ferrari #71, el coche del español Miguel Molina, favorecido en buena medida por el problema de frenos que ha tenido el Aston Martin #97 a última hora. En GTE-Am, la victoria ha sido para el #56 del Team Project 1. Sin embargo, el título ha sido para el AF Corse #83. Todo estaba de cara para el TF Sport #90, pero ha tenido un problema a última hora y ha terminado en la octava posición de su clase, insuficiente para llevarse el Campeonato. Con esta última carrera de una atípica temporada, termina una era en el WEC, la de los LMP1 y los híbridos.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1451 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.