O’Ward consigue su primera victoria en la IndyCar; Palou, perjudicado por una bandera amarilla

Pato O'Ward en Texas | Fuente: Arrow McLaren SP

Pato O’Ward ha conseguido su primera victoria en la IndyCar en la segunda carrera del fin de semana en Texas; Josef Newgarden y Raham Grahal completan el podio. Alex Palou se ha visto afectado por una bandera amarilla cuando rodaba segundo y solo ha podido ser séptimo.

Scott Dixon y Alex Palou han salido desde la primera línea en la segunda carrera del fin de semana en Texas. Como la clasificación no se pudo disputar por la lluvia, la parrilla para las dos citas del fin de semana se confeccionó por el orden en el Campeonato.

La carrera fue accidentada desde la salida, cuando Pietro Fittipaldi tocó por detrás de Sebastien Bourdais, este impactó contra Alexander Rossi y se produjo un accidente en cadena en el que también se vieron involucrados Ed Jones, Dalton Kellett y Conor Daly. La peor parte se la llevó este último, que incluso volcó. Tony Kanaan también sufrió daños en el alerón delantero, pero pudo continuar en carrera.

Bourdais se ha quedado fuera por segundo día consecutivo, pues ayer también recibió un toque de Newgarden. «Es una pena que dos días consecutivos nos quedemos fuera sin haber cometido ningún error», afirmó al bajarse del coche. Rossi también lamentó lo ocurrido, aunque celebró que todos estuvieran bien. Además, el piloto de Andretti culpó a la falta de clasificación: «Quizá el problema es no haber tenido la clasificación y haber podido estar más cerca de la cabeza. No tiene sentido que no hayamos tenido clasificación en la mañana de hoy, pero así son las cosas». Todos los pilotos involucrados pasaron por el centro médico y se encuentran bien.

La carrera se relanzó en la vuelta 20. Jack Harvey realizó una buena resalida y adelantó de un intento a Pato O’Ward y a Will Power para ponerse en la tercera posición. James Hinchcliffe también se vio involucrado ligeramente en el accidente de la salida y aprovechó la bandera amarilla para entrar a boxes. El piloto de Andretti parecía que había resuelto sus problemas y volvía a la pista con cuatro vueltas perdidas, pero tuvo que meterse de nuevo en el box cuando se volvió a poner en marcha la prueba. Finalmente Hinchcliffe pudo volver a la carrera en la vuelta 41, aunque con 16 giros perdidos. Finalmente, terminó abandonando.

Por delante, Dixon se mantenía en la primera posición, pero no conseguía abrir hueco con Palou, que estaba a medio segundo de su compañero de equipo. El español rodaba a muy bien ritmo y logró mantener a Harvey en cuatro segundos. O’Ward, que rodaba quinto, apretaba para adelantar a Power y ambos estuvieron a punto de tocarse mientras Newgarden se echaba encima del mexicano. Sin embargo, Felix Rosenqvist, su compañero en Arrow McLaren, sí conseguía ganarle la 10ª posición a Takuma Sato.

Colton Herta abrió la ventana de paradas en la vuelta 67 y le siguió Ryan Hunter-Reay. O’Ward, que no tenía la velocidad punta suficiente para adelantar a Power, también entró a boxes. Dixon, líder de la carrera también hizo su primera parada, mientras que Palou entró en boxes una vuelta más tarde. Las posiciones entre ambos se mantuvieron, aunque Sato, que todavía no había hecho su parada, se coló entre ambos y tenía ritmo incluso para desdoblarse.

Tras las paradas, Power perdió la posición con O’Ward y con Newgarden. Además, el de Penske adelantó al de Arrow McLaren y a Harvey para ponerse tercero. Sin embargo, Newgarden comenzó a desinflarse y cayó a seis segundos de Palou. Harvey se le echó encima, pero fue O’Ward el que consiguió adelantar al de Meyer Shank Racing. Justo después de consumarse el adelantamiento comenzó a salir humo del neumático trasero derecho de Harvey, que sufría el mismo problema con los frenos que tuvo Herta el sábado.

Los pilotos aprovecharon la bandera amarilla para hacer la segunda parada en boxes. Dixon mantuvo la primera posición, pero el movimiento en la calle de boxes hizo que Palou cayera a la sexta posición, por detrás de Power, Rahal, Newgarden y O’Ward. Fue precisamente el piloto de Arrow McLaren el que apretó cuando volvió a pista la bandera verde para ponerse segundo, solo por detrás de Dixon. Por el contrario, la relanzada de Palou no fue buena y cayó a la octava plaza.

Por delante, Rahal adelantó a O’Ward para seguir la estela de Dixon. En la vuelta 142, no se lo pensó y le tiró el coche por el exterior al piloto de Chip Ganassi para ponerse al frente de la prueba. Sin embargo, Dixon recuperó algo de ritmo para volver a la primera posición, aunque el piloto de Rahal estaba pegado a él. O’Ward se mantenía en este grupo y abrían hueco con Power.

Dixon y Rahal entraron a boxes en la vuelta 188; el de Chip Ganassi salió por delante, pero Rahal volvió a ganarle la posición unas vueltas después. La lucha por la victoria estaba abierta entre ambos cuando salió una nueva bandera amarilla. Rosenqvist, que acababa de entrar en boxes, perdió su neumático trasero derecho. Aún así, logró controlar el coche para no impactar contra el muro y logró llegar a boxes.

La bandera amarilla cambió las cosas: Sato asumió el liderato de la carrera y su equipo le pedía que se mantuviese en pista. Newgarden y O’Ward le seguían, mientras que Rahal y Dixon cayeron a la cuarta y quinta posición. En la relanzada, Power se vio inmerso en una lucha entre Pagenaud y Herta, por lo que tuvo que irse por la zona sucia de la pista y tocó ligeramente el muro.

Por delante también cambió todo: Sato tuvo que levantar el pie para no llevarse a Newgarden por delante. El piloto de Penske se puso al frente, pero tenía la dura tarea de defender la posición de O’Ward; Sato cayó a la tercera posición, seguido de Rahal y Dixon. La victoria en ese momento estaba entre Newgarden y O’Ward; McLaren llevaba teniendo más ritmo durante todo el fin de semana, pero el piloto mexicano perdía algo de tiempo con el neozelandés. Esto hacía que Rahal se pegara por detrás.

En la vuelta 215, Sato entró en boxes. El piloto de Rahal estaba haciendo una estrategia difícil de entender, por lo que cuando entró en boxes cayó a las 14ª posición e incluso perdió una vuelta, por lo que el japonés se borraba de la lucha por la victoria. O’Ward, mientras tanto, llevaba varias vueltas preparando el adelantamiento a Newgarden, hasta que en la vuelta 225 lo logró. El mexicano estaba ante su primera victoria en la IndyCar, motivado por la promesa que le hizo Zak Brown: si conseguía una victoria en la categoría estadounidense, probará un McLaren de F1.

El mexicano abría un ‘gap’ de un segundo y medio con Newgarden, por lo que tenía la victoria en el bolsillo y también la segunda posición en el Campeonato. Newgarden y Rahal han completado el podio. Mientras tanto, Palou cruzaba la línea de meta en la séptima posición, con amplia ventaja sorbe McLaughlin. Dixon, pese a que solo ha podido ser cuarto, sigue siendo líder del Campeonato.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1207 Articles
Casi periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.