Pourchaire controla la carrera desde la distancia y gana en Imola; podio para Campos

Théo Pourchaire gana en Imola | Fuente: Getty Images

Théo Pourchaire se ha llevado la victoria en la carrera principal de la Fórmula 2 en el Gran Premio de la Emilia Romagna. El de ART ha controlado la carrera desde la distancia gracias a una acertada estrategia y se ha hecho con el liderato cuando los pilotos que iban con el pie cambiado han entrado en boxes, lo que también le convierte en líder del campeonato. Enzo Fittipaldi y Ralph Boschung han subido al podio.

Jüri Vips no salió del todo bien en la carrera principal de la Fórmula 2. Se quedó algo rezagado en los primeros metros y lo aprovecharon los que venían por detrás. Ralph Boschung salió bien, pero lo de Roy Nissany fue de otro nivel. Ambos llegaron prácticamente en paralelo a la primera frenada, el de Campos tuvo que frenar y pasó el DAMS.

Jack Doohan patinó en los primeros metros, perdió agarre y por no tocar al coche que tenía delante se fue contra Dennis Hauger. El de Prema terminó contra el muro y tuvo que detener su monoplaza unos metros después. La carrera de Doohan también terminó de forma precipitada en boxes, mientras que el coche de seguridad salió a pista en las primeras vueltas.

Nissany aguantó el tipo en la relanzada y Boschung hizo lo propio ante los ataques de Ayumu Iwasa. La bandera verde duró apenas unas curvas, pues fue Vips el que provocó la salida de un nuevo coche de seguridad. El de Hitech pisó la hierba, se fue por la tierra y un bache le hizo trompear y cruzarse por toda la pista para terminar impactando contra las protecciones contrarias. «Soy un idiota», decía por radio ante su error.

Todos los que comenzaron la carrera con la goma superblanda pasaron por boxes durante este coche de seguridad: Nissany, Boschung, Iwasa, Théo Pourchaire, Logan Sargeant, Fittipaldi, Clement Novalak, Frederik Vesti y Amauri Cordeel. Esto dejó al frente de la carrera a Jehan Daruvala en la relanzada, aunque era Nissany el líder virtual desde la décima plaza.

La carrera se cocinaría a fuego lento, pues ha sido una carrera muy estratégica en cuanto a la gestión de los neumáticos y las paradas en boxes. Pourchaire no aguantó más y se quitó de encima a Boschung. El francés era undécimo en la clasificación, aunque segundo virtual teniendo en cuenta que todos los de arriba tenían que parar.

La carrera dio un golpe de teatro en la vuelta 21. Nissany intentó aprovechar toda la pista en la segunda de Rivazza, se subió al piano de la curva y siguió dando gas al tocar la tierra, lo que le hizo terminar contra el muro. El accidente ocurrió justo a la entrada del pitlane, lo que le permitió llevar su coche a boxes. Evidentemente, no tenía solución, pues rompió la suspensión delantera derecha.

El israelí provocó un Virtual Safety Car y también obligó a cerrar el pitlane por la cantidad de trozos de pista que dejó en el carril. La situación dejaba a Pourchaire en una buena posición para ganar la carrera. 

Cuando se abrió el pitlane y se retiró el Virtual Safety Car, Liam Lawson fue el primero en abrir la ventana de paradas. Jake Hughes y Richard Verschoor hicieron lo propio y en las vueltas siguientes continuaron entrando aquellos pilotos que iban con gomas amarillas. Felipe Drugovich, Marino Sato y Oli Caldwell fueron los que más retrasaron su entrada al box. Al de MP le pedían por radio alargar su parada por si aparecía un coche de seguridad.

Mientras tanto, Boschung tenía problemas y perdía la posición con Sargeant. Fittipaldi también le pasó, pero el de Campos ya estaba en posición de podio. El que empezó a caer en la tabla fue el de Carlin, con problemas evidentes en su monoplaza. Su compañero de equipo no tuvo mucha más suerte: Lawson impactó contra las protecciones y provocó la salida del Virtual Safety Car y, acto seguido, del coche de seguridad.

A priori, esto debería favorecer a Drugovich y Sato, que aún no habían entrado. Sin embargo, el coche de seguridad se desplegó solo unos segundos después de su paso por boxes y eso les perjudicó enormemente al no poder entrar. Recordamos que el reglamento de Fórmula 2 no permite entrar en boxes bajo coche de seguridad virtual.

Por la posición del coche de Lawson, no hubo tiempo para más y la carrera terminó bajo Safety Car. Esto le daba la victoria a Pourchaire, la segunda de la temporada, y un impulso en el campeonato al ponerse líder. Fittipaldi y Boschung han conseguido subir al podio, con un resultado de lo más especial para el equipo español.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1705 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.