Daniel Ricciardo sigue en conversaciones por su asiento en 2023

Daniel Ricciardo | Fuente: Instagram @mclaren

Daniel Ricciardo está en conversaciones para intentar asegurar un asiento el año que viene. Declara estar tranquilo ante un posible año sabático.

“Mi equipo está hablando con casi todos y están teniendo conversaciones. Estamos tratando de ponerlo todo junto y descubrir qué tiene más sentido. Entonces no es que no estén interesados, y aunque no vengo de un lugar de exceso de confianza, solo estamos haciendo nuestra debida diligencia y averiguando qué es lo mejor”, comenzaba Ricciardo sobre las conversaciones para ESPN.

El primer plan para el australiano es continuar en la parrilla en la siguiente temporada. Él quiere seguir compitiendo, pero sabe que las oportunidades son pocas y no quiere saltar al primer asiento libre que se quede en la parrilla. Haas, Williams y Alpine son los únicos que faltan por confirmar un segundo piloto para la siguiente temporada.

“Trato de ver más allá del próximo año, porque quiero estar compitiendo. Tampoco quiero estar mirando solo los próximos 12 meses. Todavía estoy ansioso por ser parte de la F1. El Plan A sería estar en la parrilla, por lo que nada ha cambiado. Pero no quiero saltar al primer asiento disponible. Sé que el panorama probablemente ha cambiado», exponía Ricciardo.

Sus planes están teniendo que cambiar de dirección y si no consigue asiento, podría quedarse como piloto de reserva de algún equipo de la parrilla. Aunque la opción de no correr es muy grande para el australiano, que ya ha aceptado que puede tratarse de una nueva etapa para él en su futuro.

“También a fines del próximo año con contratos o lo que sea, así que sigo abierto. Sé que si elijo asumir un papel de reserva o no correr el año que viene, nada está garantizado. Entonces eso conlleva un riesgo, pero eso es lo que estamos sopesando. En esta etapa, especialmente con un equipo superior, no hay garantías», apuntaba el actual piloto de McLaren.

Tras haber finalizado su contrato con McLaren, el cual estaba estipulado hasta 2024, su futuro está en el aire. Aun así, el australiano intenta mirar siempre el lado positivo, y si su futuro está fuera del Gran Circo, Ricciardo se lo tomará con calma. “Si no estoy compitiendo, siento que podría haber una bendición en todo eso. Podría empezar a echar espuma por la boca con ganas de volver, por eso estaría emocionado de estar en la parrilla de nuevo. Pero también vería cosas positivas si ese no es el caso”, especificaba el piloto australiano.

Por ahora, no le da muchas vueltas a lo que pueda suceder. Ricciardo está seguro que pasará lo que tenga que pasar y por ahora se centra en lo que queda de temporada. “Es por eso por lo que estoy en paz con lo que suceda en 2023, porque todo sucederá por una razón y todas estas cosas tienen sentido. Tener un par de semanas libres es bueno para la cabeza, la claridad y todo ese tipo de cosas”, finalizaba Ricciardo.