Permane: «Tendremos un nuevo suelo en Singapur, que conllevará un gran salto aerodinámico»

Esteban Ocon en la curva 1 en el GP de Italia de 2022 (Fuente | Getty Images)

El equipo Alpine está viviendo una temporada 2022 llena de altos y bajos, tanto en pista como fuera de ella. Recordemos que vienen de hacer dos podios el año pasado (siendo uno de ellos la victoria de Esteban Ocon en el GP de Hungría), y actualmente marchan en la cuarta posición del Mundial de Constructores, por delante de su principal rival esta campaña, McLaren.

Fuera de pista, líos contractuales y una mala gestión de sus pilotos han hecho que los franceses estén buscando a alguien que acompañe a Ocon el año que viene. Las evoluciones dentro del equipo galo no cesan, y traerán un nuevo suelo a Singapur que les dé cierta ventaja con respecto a sus competidores más directos, según palabras de Alan Permane. “Tendremos un nuevo suelo en Singapur, que conllevará un gran salto aerodinámico. Volveremos a donde debemos estar, realmente lo esperamos y especialmente en Suzuka con este coche. Será divertido”, comentaba a Autosport.com.

De todos modos, desde Alpine siguen sin comprender cómo un fin de semana tan prometedor como el de Italia se transformó en aquella pesadilla de carrera, sin puntos. “No esperábamos sufrir, creí que iríamos bien. Corrimos bien el viernes, y eso es lo extraño. Éramos más rápidos que McLaren y que nuestros rivales. Sufrimos con el ritmo en clasificación. Ambos pilotos cometieron errores, algo extraño, así que claramente el coche era complicado de conducir», comentaba del fin de semana en general.

«En carrera no tuvimos ritmo, ni siquiera el que tuvimos el viernes. La tarde del viernes, Fernando rodó con el neumático medio, y creí que era fantástico. Era rápido, creo que rodaba en 26 medios con los tanques llenos, y no pudimos ni acercarnos a eso el domingo. Tenemos trabajo que hacer para intentar entender qué pasó”, concluía.

A falta de pocas rondas para acabar la temporada, se presume que la batalla por el cuarto puesto del mundial será entre Alpine y McLaren, una dura pelea entre ambos que probablemente no tenga vencedor hasta la última cita del calendario.