Mercedes llevará la última gran actualización a Austin

George Russell en Japón | Fuente: Twitter @MercedesAMGF1.

Andy Sholvin, director de ingeniería de pista de Mercedes, ha confirmado la última fase de desarrollo para el Gran Premio de Austin. El equipo británico ha anunciado su última actualización aerodinámica de este año. Justo en medio de la polémica del tope presupuestario.

Shovlin no ha concretado donde se mejorará el W13, pero la gran intención es aprender para 2023. “Es la última etapa de desarrollo aerodinámico y esperamos sacar un poco más de rendimiento, pero es importante señalar que con cada paso aprendemos más y más del coche y que ese aprendizaje se puede llevar adelante el próximo año», comentaba en un vídeo publicado por Mercedes en YouTube.

Lo que sabemos es que la gran intención es aligerar el monoplaza. «Hemos quitado algo de peso a algunos componentes. Esperamos que puedan acercar el coche al límite de peso». Shovlin no se atreve a predecir lo que sucederá en el trazado americano, ya que, incluso cuando dominaban, no ha sido el mejor circuito.

«Es muy difícil para nosotros predecir dónde estaremos. En Singapur, Lewis estuvo muy cerca de la pole position, mientras que en Suzuka ambos monoplazas estaban muy por detrás de los líderes. Nuestro ritmo de carrera ha sido bueno, por lo que si conseguimos dar un paso adelante y esperamos poder entrar en la pelea con los Ferrari y los Red Bull”, comentaba el director de ingeniería.

Reconoce que el gran punto débil del W13, entre muchos, se ve los sábados. «La calificación es un punto débil, pero seguro que lo daremos todo en las últimas cuatro carreras». El de Austin es el tercer y último paquete de mejora aerodinámica, los introducidos anteriormente tenían el objetivo de reducir o eliminar el porpoising, pero según el director técnico, Mike Elliott, los problemas de porpoising no estarán solucionados al completo hasta 2023.

Sholvin también ha comentado que, a pesar de la nueva actualización, no sabe como se adaptará el Mercedes al circuito de las Américas. «Es un circuito complicado y fue un circuito complicado para nosotros el año pasado. Fue muy accidentado, hubo mucho sobrecalentamiento de los neumáticos. Realmente no vamos a hacer ninguna predicción sobre dónde vamos a actuar, solo tenemos que ir allí el viernes, ver qué tipo de problemas tenemos y luego ver si podemos resolverlos con la puesta a punto».