Wolff no se arrepiente de su ausencia durante la victoria de Russell

Celebración doblete Mercedes en Brasil | Fuente : Getty Images

Toto Wolff no se arrepiente de su ausencia al GP de Brasil, aunque se llevaran un doblete junto en la primera victoria de Russell en la Fórmula 1. Además, ha recalcado lo orgulloso que se siente por el trabajo realizado de Mercedes en su ausencia.

La única victoria para el equipo en 2022 fue la del Gran premio de Brasil. Sumada a la del Sprint del sábado en el ese mismo circuito. El director del equipo, Toto Wolff, no estuvo presente. Es una de las tres carreras, en los 10 años que lleva en Mercedes, que ha faltado a la cita. Pero aun así no se lo perdió y estuvo atento en todo momento desde Abu Dabi. La ausencia no se notó demasiado en cuanto a procedimientos se refiere.

«Fue otra experiencia interesante que no pensé que tendría. Ya estaba en Abu Dabi, tenía algunas reuniones comerciales que hacer allí. Me senté en la habitación del hotel con el intercomunicador completo, así que pude escuchar y hablar en todos los canales que normalmente tendría», ha aclarado Wolff en el podcast de Beyond The Grid .

Gracias a la ayuda de tecnología fue como si realmente estuviera en el garaje. “Tenía las pantallas de tiempo construidas, la transmisión de TV, así que era literalmente la misma situación que en el garaje. No pensé en estar en un hotel, porque simplemente me sumergí en la situación. Verlos operar al nivel que lo hicieron durante todo el fin de semana que yo estuve aquí, todavía es algo de lo que me sentiré orgulloso para siempre«, ha explicado Wolff sobre su ausencia.

El director de Mercedes ha aclarado que le pareció bien que el foco lo tuvieran otros en el GP de Brasil. Ya que también tiene que reconocer todo el trabajo que hay detrás de los coches en las fábricas.

“Cuando ganamos, Susie me dijo: ‘Bueno, apuesto a que te arrepientes de no estar allí’. Y no lo hice, en realidad, en absoluto, porque siempre se trata de mí y de los conductores. Damos entrevistas, somos el centro de atención, nos llevamos todo el crédito por el trabajo que han realizado otros. No estar allí era un sentimiento de orgullo, orgullo de las personas que estaban allí y orgullo de las fábricas, y yo no les quitaba el foco”, ha añadido Wolff.