Maserati defrauda en su primera carrera

Maximilian Günther en el E-Prix de México. Fuente: Maserati MSG Racing

Maserati MSG Racing se estrenó en la Fórmula E en el ePrix Ciudad de México. El equipo perdió por poco el top 10, un resultado muy lejos de lo esperado. La pretemporada fue alentadora, ya que se generaron muchas expectativas en el equipo, pero la realidad es que el primer ePrix de 2023 ha dejado un resultado bastante discreto para Maserati.

Se les consideró como a uno de los equipos favoritos para el comienzo de temporada, pero ya en la sesión de clasificación las cosas no fueron como esperaban y les hacía partir muy atrás en la parrilla, con Mortara en el puesto 16º y Günther en el 17º, lo que les hacía comenzar con una gran desventaja para la carrera.

Mortara consiguió ganar algunas posiciones, pero en la vuelta 18, un desafortunado trompo y colisión causados por el sobreviraje obligó al piloto a retirarse. Günther quedó como el único corredor del equipo. Con una activación tardía del modo de ataque, el piloto alemán hizo un buen progreso para intentar luchar por puntos en las últimas vueltas, superando a Jean-Eric Vergne en el tramo final para terminar finalmente undécimo.

Edoardo Mortara estaba decepcionado tras su abandono. “Este fin de semana no fue el mejor. Después del ritmo que llevamos en Valencia, me ha costado encontrar un buen ritmo en el coche, sobre todo a una vuelta. Me las arreglé para remontar en la carrera y hasta el choque, creo que estábamos en una buena posición, especialmente con nuestro ritmo y en el lado de la energía. Un golpe de sobreviraje me hizo salirme en la primera curva».

Günther acabó satisfecho con el ritmo de carrera, aunque no con la clasificación. “Con la gran altitud, fue bastante difícil colocar los neumáticos en el punto óptimo, lo que afectó nuestro ritmo en la calificación. Partiendo desde atrás, nuestro ritmo de carrera fue mucho mejor y nuestra eficiencia y estrategia demostraron ser competitivas. Pude avanzar varios lugares, pero desafortunadamente, no llegamos al top 10″.

El director del equipo, James Rossiter, declaró que tienen mucho que aprender y que, a pesar de todo, el ritmo de carrera fue bueno. “Fue un día difícil, pero en el automovilismo se aprende más de los días malos. Una mala calificación nos puso en desventaja, pero en la carrera pudimos volver fuertes, con Max peleando del 17 al 11 y terminando justo fuera de los puntos. Edo mostró un ritmo realmente fuerte durante la carrera, y su incidente en la curva uno fue desafortunado. Tenemos mucho que aprender y hay muchos datos que debemos procesar”.