Un multimillonario construye su propio circuito en Tokio: un paraíso para los amantes del motor

Vista aérea del Magarigawa Club | Fuente: Magarigawa Club
Vista aérea del Magarigawa Club | Fuente: Magarigawa Club

El dinero puede con todo lo que se imaginen y si eres multimillonario puedes hacer lo que te venga en gana. Un fanático del automovilismo ha creado, a su gusto, un circuito en Japón.

Concretamente a las afueras de Tokio, un multimillonario gracias a Tilke Engineers & Architects, ha construido un trazado ubicado entre las impresionantes vistas del Monte Fuji y la Bahía de Tokio, rodeado de lujos. El Magarigawa Club ya es considerado como el secreto mejor guardado de los propietarios de supercoches japoneses, con 3,7 kilómetros de longitud.

Top Gear, el famoso programa de televisión británico, tuvo la oportunidad rodar en el Magarigawa Club con un Porsche 911 GT3 RS 3.8 y calificaron la pista como “absolutamente increíble” alrededor de las montañas de Japón, asegurando que “no había nada mejor que esto”. La línea de meta se sitúa en una recta corta y la primera curva es de 90 grados, que da lugar a otra recta, algo más larga.

La frenada de la segunda curva es fuerte y empieza el tramo más técnico, con una curva a la derecha y otra a izquierdas con un doble vértice. Viene una tercera recta con pequeños giros a izquierda y derecha, pero sin soltar el pie del acelerador. La siguiente frenada da lugar a varias curvas a derechas ya en subida, con algunos puntos ciegos. Después de otro tramo de curvas rápidas llega una más lenta a izquierdas de nuevo en subida, sin ver la cima al estilo Austin. Y más adelante empieza a bajar la colina, con una curva bastante cerrada a izquierdas y en bajada.

Detalles del Magarigawa Club | Fuente: Magarigawa Club

Un circuito que se podría denominar de la vieja escuela, en mitad de bosques antiguos. Hideto Yasuoka, piloto de GT y de Fórmula 4, dio más detalles de la creación de este circuito. Asegura que el CEO del circuito quería, básicamente, “un lugar para él y su familia. Tuvimos el placer de encontrar este lugar, nos gustó su desnivel”, decía Yasuoka.

La gran pregunta era cómo se ha conseguido meter este circuito dentro de un valle. “Creo que es la magia de Tilke. Quitamos la parte superior de una colina para hacer este espacio plano —donde si sitúa un pequeño paddock— y luego levantamos el valle y básicamente llenamos el valle para hacer que el espacio en el que estás sea una pista”, comentaba Yasuoka.

“Divertido de conducir. Este lugar es para entusiastas del automovilismo o coleccionistas que tal vez nunca hayan conducido en una pista de carreras. No queríamos que los miembros de nuestro club se aburrieran de conducir aquí. Incluso a los pilotos profesionales les llevará tiempo hacer un tiempo de vuelta perfecto”, cerraba Yasuoka.

Acerca de Jaime Chico 6786 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.