McLaughlin consigue la Pole más veloz de la historia de las 500 Millas

Scott McLaughlin en el IMS durante la clasificación de las 500 Millas | Fuente: Penske Entertainment Corp.
Scott McLaughlin en el IMS durante la clasificación de las 500 Millas | Fuente: Penske Entertainment Corp.

Scott McLaughlin consigue la Pole más veloz de la historia de las 500 Millas de Indianápolis. La primera fila será 100% de Penske. El piloto que no participará en esta carrera será Nolan Siegel tras un accidente en el Last Chance.

McLaughlin, mini victoria en el Fast 12

Ryan Hunter-Reay era el primero en salir a pista en el Fast 12. La referencia quedaba en 230.567 mph. En la primera vuelta, el piloto de Dreyer & Reinbold Racing superó las 231 mph. Rinus VeeKay seguía sorprendiendo con una primera vuelta de 233.499 mph, mientras que la media tras cuatro giros quedó en 232.610 mph.

Patricio O’Ward comenzó muy bien su intento. En sus cuatro vueltas no bajó de las 232 mph y su media fue de 232.584 mph para colocarse segundo. Takuma Sato, dos veces ganador de las 500 Millas, conseguía una media de 232.171 mph para colocar al Grahal LLR con motor Honda en la tercera posición. Santino Ferruci saltaba a pista, tensión controlada en el muro de AJ Foyt, pero se pasó de golpe con una velocidad media de 232.723 mph por parte de su piloto que le colocaban primero.

Santino Ferrucci durante el Fast 12 con su AJ Foyt Racing | Fuente: AJ Foyt

Félix Rosenqvist no pasaba de las 232.412 mph y se colocaba cuarto. Su pase al Fast 6 era complicado. Kyle Larson lo volvió a hacer con una velocidad de 232.788 mph para colocarse primero y poner a toda la grada en pie. Kyle Kirkwood estaba haciendo una gran tanda, pero en la última vuelta tuvo que levantar el pie para no chocar con el muro. Su media fue de 230.993 mph, séptimo y fuera del Fast 6.

Alexander Rossi se colocaba primero con una velocidad de 233.326 mph confirmando la velocidad de Arrow McLaren, pero los coches de Penske fueron más allá. Josef Newgarden marcaba una velocidad media de 233.283 mph para colocarse líder. Scott McLaughlin no se quedaba corto y marcaba un intento de 233.492 mph ante la incredulidad de Newgarden.

El último en salir fue Will Power, quien ganó las 500 Millas en 2018, pasaba al Fast 6 con un tiempo de 233.483 mph, segunda posición. Salvo sorpresas importantes, los Penske iban a luchar por la Pole, mientras que Rossi, Larson y Ferrucci harían todo lo posible. Desde la séptima posición hasta la duodécima, la parrilla quedaría así: VeeKay, O’Ward, Rosenqvist, Sato, Kirkwood y Hunter-Reay.

Scott McLaughlin, el piloto más rápido en el Fast 12 | Fuente: Penske

McLaughlin vuela en el óvalo de Indianápolis

Ferrucci fue el primero en salir, completando un intento de 232.692 mph, más lento que en el Fast 12. Larson conseguiría la Pole provisional con una media de 232.846 mph. Rossi se sacó de la manga una primera vuelta de 234.062 mph para cerrar en una media de 233.090 mph y colocarse líder provisional.

Ahora bien, como venimos diciendo, los Penske estaban en otro planeta en esta clasificación. Newgarden marcó dos vueltas por encima de las 234 mph, mientras que dejaba la Pole provisional en 233.808 mph. Power era capaz de superar a su compañero, pero ninguno de los dos contaba con la velocidad de McLaughlin. El neozelandés consiguió la Pole con una velocidad de 234.220 mph, la más veloz de la historia. En la cuarta posición saldrá Rossi, seguido de Larson y Ferrucci.

Un accidente de Siegel salva a Rahal

El primer piloto en salir hacia el Last Chance fue Nolan Siegel. Su intento no pasó de las 229.566 mph. Marcus Ericsson vivió un momento ‘tierra trágame’. Cuando un piloto empieza su última vuelta se le muestra una bandera blanca, pues el sueco creyó que era la bandera a cuadros, por lo que levantó el pie. Volvía a boxes y se preparaba para un segundo intento.

Katherine Legge clavaba el crono en 230.092 mph para ser la más rápida, ya que Graham Rahal se quedó en 229.974 mph. Iba a tener mejor suerte que el año pasado con ese fallo vergonzoso de Ericsson y la inexperiencia de Siegel en este trazado. Con siete minutos por delante, Ericsson salía a pista para un segundo intento, donde marcó 230.027 mph certificando su pase a las 500 Millas del próximo domingo.

Con solo dos minutos para que acabar el tiempo, Siegel lo volvería a intentar. Tras marcar una primera vuelta de 229.288 mph en este intento, el joven piloto perdía el coche, tocaba el muro y después trompeaba para volver a impactar con el muro con la parte trasera de su monoplaza. Por lo tanto, tras una semana cuesta arriba, se queda fuera de las 500 Millas y Rahal saldrá último.

Acerca de Jaime Chico 7108 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.