Porsche abandonará la idea de modificar el motor de su 963 LMDh

El 963 de Porsche en las 6 Horas de Spa-Francorchamps | Fuente: Porsche Motorsport
El 963 de Porsche en las 6 Horas de Spa-Francorchamps | Fuente: Porsche Motorsport

Porsche Motorsport tenía en mente introducir una mejora del motor V8 biturbo de su 963 LMDh antes de las 24 Horas de Le Mans, pero los buenos resultados en las primeras carreras del año darán pie a un cambio de opinión.

A pesar de que el rendimiento ha sido muy bueno en las primeras carreras, de hecho, uno de los coches oficiales de Porsche lidera el Mundial, si todo va bien en las 24 Horas de Le Mans, Urs Kuratle ha confirmado que aparcarán la actualización de motor que se tenía prevista. La mayor fiabilidad del 963 esta temporada, tanto en el WEC como en IMSA, había eliminado en gran medida la necesidad de introducir una nueva versión del motor.

El objetivo era reducir las vibraciones con el objetivo de mejorar el sistema híbrido. “Puede que la mejora se cancele. Si vamos a Le Mans y no tenemos problemas que podamos atribuir a las vibraciones, quizá no la introduzcamos. En todas las carreras de este año, no hemos tenido problemas de fiabilidad, así que ¿por qué introducirla?”, comentaba Kuratle para Motorsport.com.

El responsable del proyecto del 963 aseguró en Catar, primera carrera de la temporada, que la idea de introducir el motor para Le Mans era lejana, pero si hablaba de esa mejora a lo largo del año. Porsche llegó a iniciar el desarrollo de la nueva versión como consecuencia de los problemas de fiabilidad en el sistema híbrido, que es obligatorio en los LMDh.

Se creía que la vibración del cigüeñal de 180 grados contribuía a la escasa fiabilidad, lo que llevó a tomar la decisión de empezar a trabajar en un motor actualizado, con un cigüeñal de 90 grados. Pero las mejoras en el sistema híbrido, especialmente en la MGU suministrada por Bosch Motorsport, desde el final de la temporada pasada han convertido al 963 en un contendiente mucho más fiable.

Porsche ganó las 24 Horas de Daytona el pasado mes de enero y de ahí que se abandonara la idea de tener el motor listo para Le Mans. Simplemente porque los organizadores del WEC, FIA y ACO pidieron a los alemanes que la nueva versión estuviera lista en Imola, para así evaluar los diferentes aspectos de cara al Balance of Performance. “Hay que hacer pruebas de resistencia antes de introducirlo el nuevo motor, y eso cuesta mucho dinero”, cerraba Kuratle.

Acerca de Jaime Chico 7156 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.