La W Series contabilizará para la superlicencia

Fuente: wseries.com/

La superlicencia es la “autorización” que debe tener un piloto para poder pilotar un Fórmula 1 durante un Gran Premio. Esta se consigue por haber rodado 300 km con un monoplaza de Fórmula 1 o por la consecución de un total de 40 puntos por logros en otras categorías que puntúen en la superlicencia.

La W Series es un campeonato mundial de automovilismo disputado en su totalidad por pilotos femeninos. El año pasado, 2019, tuvo lugar su primera edición la cual no era puntuable para la superlicencia. A partir de 2020, la ganadora del certamen obtendrá un total de 15 puntos pero no podrá competir al próximo año en la categoría por el mero hecho de haber sido campeona.

La directora ejecutiva de la W Series, Catherine Bond Muir ha opinado sobre esto mostrándose muy contenta por el cambio. «Ciertamente, es una validación de la FIA y la comunidad del automovilismo correcta, ya que somos dignas de puntos de superlicencia. Pero en última instancia, en un nivel práctico para algunas de nuestras pilotos, aspiran a convertirse en pilotos de Fórmula 1 y, por lo tanto, para esas pilotos, es de vital importancia. Creo que ninguna mujer posee puntos de superlicencia actualmente por ello pienso que ayudamos enormemente a las mujeres”, dijo Bond Muir en Autosport.

Alice Powell finalizó la temporada pasada en tercer lugar en el campeonato de la W Series lo que hubiera supuesto una suma de 10 puntos en la superlicencia si hubiera estado validado al igual que la próxima temporada. Powell cree que este cambio da mucho valor al campeonato.

«En términos de puntos de superlicencia, creo que es genial para el campeonato y realmente muestra cuán lejos ha llegado la W Series en el espacio de un año. Conseguir eso, no diría que nos de autoridad, sino reconocimiento, de ser un campeonato realmente importante para tener puntos de superlicencia y, obviamente, cada piloto quiere puntos, así que es 100% bienvenido», argumentaba Alice Powell.

David Coulthard, ex piloto de Fórmula 1 y presidente de la junta asesora, piensa que esta validación de la W Series en la superlicencia se trata, sin lugar a dudas, de progreso.

«Todo el crédito a Jean Todt, en particular. Su opinión cuando hablamos con él era que cualquiera que apoyara el automovilismo, capacitara a las personas dentro del automovilismo y, en particular, por supuesto, el entorno femenino obtendría su pleno apoyo. Y lo ha respaldado con acciones en el World Motor Sport Council, de las cuales, ya sabes, no tiene carta blanca [para hacer cambios], tiene que ser apoyado en todo momento, pero creo que muestra lo que estableció el campeonato. Si nos fijamos en la estructura de gestión de las personas clave que participan [en la Serie W], todas ellas son personas tremendamente experimentadas en el deporte del motor y en los negocios. Creo que esa es una parte clave de cuando también te relacionas con alguien como la FIA. Eso nos permitió ser elegidos [antes] de quizás otros campeonatos que ahora se preguntan: ‘¿Qué hay de nosotros, qué hay de nosotros?'», finalizó el inglés.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*