El accidente en Bakú, clave en la decisión de Ricciardo de abandonar Red Bull

Accidente de Ricciardo y Verstappen en Bakú. Foto: F1.

Daniel Ricciardo abandonó el equipo Red Bull al término de la temporada 2018. El piloto australiano en el pasado Gran Premio de Abu Dhabi se despidió del equipo que le dio su primera oportunidad en la élite del automovilismo. Ricciardo y Red Bull han estado juntos durante cinco temporadas, han logrado siete victorias y el australiano consiguió finalizar en tercer lugar en 2016.

La decisión de Ricciardo de renovar por Red Bull o marcharse a otro equipo mantuvo en vilo a toda la parrilla de la Fórmula uno. El australiano necesitó casi cinco meses para tomar la decisión y finalmente decidió dar por finalizada su etapa en Red Bull e iniciar un nuevo proyecto con el equipo Renault en 2019.

Daniel vivió una gran batalla en el Gran Premio de Azerbaiján del año pasado con el que era su compañero de equipo en ese momento, Max Verstappen. Ambos pilotos se adelantaron en un total de cuatro ocasiones y finalmente ambos acabaron abandonado tras un doble accidente en el que Ricciardo se llevó por delante a un Verstappen que le cerró demasiado tarde la puerta.

El australiano se mostró muy enfadado con el equipo ya que consideraron que ambos tenían la misma culpa de lo que sucedió y tuvieron que disculparse ante todo el equipo nada más finalizar el Gran Premio. Ricciardo consideró que no fue un accidente igual y le enfureció mucho que le culpasen a él de la misma manera que a Verstappen de lo sucedido. Finalmente, Daniel ha reconocido la actitud que tuvo el equipo con él fue clave para que tomase la decisión de marcharse a Renault.

El piloto australiano quedó muy descontento con el equipo en Bakú: Ambos nos pusimos a hablar, pero en mi opinión, creo que no fui el culpable del accidente. Sentí que no estaba realmente equivocado, aunque fui el que lo golpeó. Creo que la mayoría de la gente vio el doble movimiento (el de Verstappen hecho en defensa). La forma en que se manejó la situación en ese momento no me sentó muy bien, así que fue como una pequeña cosa que me molestó”.

Ricciardo ha declarado que no fue un accidente igual y que no se puede echar a la culpa a ambos de la misma forma: “Sentí que era un poco igual de culpable. Y tal vez sea que soy un piloto de carreras obstinado, pero creo que no fue un incidente igual. Creo que esa es la forma más fácil de hacerlo”.

A pesar de haber discutido tras ese doble accidente, Ricciardo ha reconocido que no tuvo ningún problema personal con Verstappen durante la pasada temporada. Ambos siguen siendo grandes amigos fuera de la pista.