Charlie Whiting, a veces odiado, pero siempre muy querido

Charlie Whiting charlando con Vettel este pasado miércoles en Australia | Fuente: formula1.com

Eran las 2:30 de la madrugada más o menos en España, en Melbourne estaba amaneciendo y la FIA colgaba un comunicad un tanto extraño con Charlie Whiting como título.

La primera frase era la siguiente: “Charlie Whiting, director de la FIA de Fórmula Uno, falleció tristemente esta mañana (14 de marzo de 2019), en Melbourne, de 66 años, como resultado de una embolia pulmonar, tres días antes del Gran Premio de Australia que abrirá la temporada de F1”.

Una noticia que no esperaba nadie, y menos cuando se han visto fotografías de él paseando por Albert Park junto a Sebastian Vettel. A veces la vida te enseña que todo puede acabar en cuestión de horas y eso es lo que le ha sucedido a Whiting, desgraciadamente.

Su pasión por el motor venía desde bien pequeño, ayudando a su hermano mayor Nick ayudándole a realizar coches de carreras y rally en su base de West Kignsdown. El joven Whiting llegó a la Fórmula Uno para unirse al equipo de Alexander Hesketh en 1977.

El equipo Hesketh Racing pasaba por momentos difíciles, aunque había tenido al gran James Hunt en sus filas, por lo que era un sitio ideal para formarse. El equipo cayó, pero Whiting tuvo la gran suerte de unirse a Brabham, donde se encontraba Bernie Eclestone, quien se fijó en él por el talento y compromiso que mostraba.

Charlie Whiting junto a Ross Bwan, Bruno Michel y Mario Isola en la presentación de la nueva F2 en 2017 | Fuente: @@pirellisport

Bernie le dio la oportunidad y pasó a ser jefe de mecánicos trabajando mano a mano con Gordon Murray y con pilotos como Niki Laura o John Watson y con un joven piloto Nelson Piquet. También era el sueño de Charlie, su ídolo era Roger Hill, quien trabajó con Jackie Stewart siendo este Campeón del Mundo.

También lo consiguió, cuando Piquet se convertiría en Campeón del Mundo en 1981 y repetía en 1983 y 1987. Este último año, Bernie vendía el equipo es entonces cuando Charlie pasó a trabajar con la Federación Internacional de Automovilismo convirtiéndose en Delegado Técnico de la Fórmula 1.

Pero el conocimiento de Whiting iba a más, sus años dentro de los equipos le permitieron desarrollar habilidades que pocos son capaces. Tenía claro cuando un equipo buscaba cualquier agujero del reglamento para colarse y ganar algo de velocidad.

Por eso fue nombrado en 1997 Director de Carrera de la FIA y Delegado de Seguridad. Después se convirtió en jefe del Departamento Técnico de Fórmula Uno en la FIA. También mostró su paciencia y cabeza en casos como la muerte de Jules Bianchi tras su accidente en Japón.

Muchas cosas que manejar en ese cargo que otorgaba, muchas discusiones ha tenido con los pilotos cada día, cada fin de semana, mensajes por radio que iban directamente hacía él para tomar decisiones en cuanto a sanciones y demás.

A pesar de todo esto, era querido y mucho, por todos y cada uno de los pilotos que formar parte de la actual parrilla y que por supuesto han pasado por ella. Él mismo se definía como un piloto que iba a escuchar a los demás pilotos y que haría todo lo posible para ayuderles.

Los pilotos no han podido contener sus emociones y sus palabras hacía él en el día de hoy en Australia, sobre todo Vettel diciendo lo siguiente: “Hablé con él ayer y caminé por la pista para las primeras dos curvas junto con él”. Robert Kubica ha agregado que los vio en ese tramo y les dijo: “No os interrumpo, hablamos mañana”.

Max Verstappen, también presente en la rueda de prensa oficial, le costaba contener las lágrimas, además ha pasado días con él este invierno debido a su castigo tras lo visto en el Gran Premio de Brasil 2018: “Tuvimos una charla en Ginebra. Cuando me fui dije que te vería en Australia para otra temporada de carreras y, por supuesto, cuando escuchas esta noticia, es increíble. Solo tenía 66 años, así que supongo que debemos apreciar cada día y cada mañana que despiertes, que disfrutas de la vida y que no solo se trata de la Fórmula 1 sino de muchas otras cosas en la vida”.

Max junto a Whitting en sus trabajos para la FIA | Fuente: @Max33Verstappen

Muchos pilotos también han mostrado su dolor y sus mensajes a la familia por redes sociales, también Carlos Sainz: “Realmente quería escuchar mi opinión, y me sorprendió, porque era un novato y pensé que mi opinión no tenía mucha importancia cuando llegué a la Fórmula 1, pero me dio la oportunidad de ser escuchado de inmediato e incluso si tuviera 20 años y hubiera hecho tres carreras en la F1, él vino a mí, me habló, qué piensas, qué harías mejor”.

Para finalizar, en el comunicado que lanzó la FIA, Jean Todt decía lo siguiente: “Conozco a Charlie Whiting desde hace muchos años y ha sido un gran Director de Carrera, una figura central e inimitable en la Fórmula Uno que encarnó la ética y el espíritu de este fantástico deporte. Fórmula 1 ha perdido un amigo fiel y un embajador carismático en Charlie”.

La Fórmula Uno pierde trozos cuando se marcha cualquier persona involucrada en este deporte, pero más aun cuando esas personas han hecho tanto, son tan queridas y son tan reconocidas por el mundo del motor. Un abrazo a su familia y amigos. Descansa en paz, Charlie.

Acerca de Jaime Chico 4491 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*