Fernando Alonso ha comenzado su preparación de cara a las 500 millas de Indianápolis

Fernando Alonso durante el test. Foto: IndyCar.

Fernando Alonso ha realizado este martes su primera prueba en un óvalo de cara a las 500 millas de Indianápolis. El dos veces campeón del mundo de Fórmula uno se ha probado en el Texas Motor Speedway. Esta ha sido la primera vez que el español ha corrido en un óvalo desde que disputase las 500 millas de Indianápolis en 2017.

Alonso y el equipo de McLaren IndyCar realizaron una prueba privada en el óvalo de 1.5 millas de banco alto en Fort Worth, Texas. Mientras tanto, el equipo se prepara para correr las 500 millas de Indianápolis que se disputarán el próximo 26 de mayo. Esta vez lo harán con motor Chevrolet.

Alonso está feliz por volver a subirse a un IndyCar: “Obviamente fue genial. Estas han sido solo las primeras vueltas de muchas con el coche. Es bueno estar de vuelta en el óvalo con una configuración muy específica: este auto que gira a la izquierda es un poco autónomo”.

“Es un sentimiento extraño para mí tratar de acostumbrarme a la pista de carreras, , especialmente las curvas 3 y 4. Es diferente a Indianápolis, pero espero que sea una buena preparación para nosotros. Se trata de obtener comodidad en el nuevo coche. Es un coche nuevo, un nuevo equipo, así que en términos de posición del asiento, reposacabezas, pedales, preferencias en el volante, creo que en todas estas cosas podemos comenzar el trabajo.” reconoció Fernando

El asturiano se tomará esta prueba como un desafío: “Hasta ahora es muy temprano para hablar porque no estoy en condiciones de ir al máximo. Creo que escuchando a todos en el último año creo que habrá menos carga aerodinámica. Los coches pueden ser más difíciles de manejar. Hoy no hay problema porque estoy solo. Pero creo que va a ser un desafío, especialmente este año no estoy con el entorno de Andretti, digamos. Es todo por nosotros mismos este año”.

Por último, Alonso y el equipo McLaren realizarán una nueva prueba en el Indiánapolis Motor Speedway el próximo 24 de abril. Prueba en la que también participarán el resto de equipos y pilotos que vayan a disputar esta histórica prueba del automovilismo.

El español quiere usar estas pruebas para buscar solución a los problemas: “Creo que es muy importante configurar todo como un equipo. La instalación es completamente nueva para todos y hay que intentar resolver todos los problemas aquí y en la prueba abierta el día 24 (de abril en Indianapolis Motor Speedway) y prepararse para las 500 Millas de Indianápolis”.

Alonso tiene el día 26 de mayo marcado en su calendario. El asturiano quiere ganar las 500 millas de Indianápolis y convertirse en el segundo piloto de la historia en ganar la triple coronadel automovilismo (Mónaco, Le Mans e Indianápolis). El único capaz de hacerlo hasta el momento ha sido el tres veces campeón del mundo de Fórmula uno, Graham Hill.